8 de julio de 2017

El nuevo blog (o cómo enfrentarse al HTML y morir en el intento)


Cuenta la leyenda que me acosté anoche a las 2 viendo Castlevania, 13 reasons why y marcando cosas que ver en Netflix, pero me he levantado temprano, porque quería hacer una cutreentrada/autohomenaje/autobombo para contaros mi hazaña épica contra el HTML vivida en los últimos días. Sí, es triste.

En el blog de El Antro de los Vampiros y Otros Monstruos, donde se extienden las sombras (y los post sobre Doctor Who), un nuevo diseño de la web fue forjado para atraer a nadie, atarlos a la nada y... bueno, ya sabéis la rima de El Señor de los Anillos y puedo terminar este patético guiño (más patético si pensamos que ayer me dediqué a escribir esta entrada en papel, porque era lo primero que tenía a mano y hoy estoy en fase que no puedo ni abrir la carpeta donde está guardado). 

Esta es una entrada efímera de la que no me arrepentiré, porque vaya, no me suelo arrepentir de nada de lo que escribo por aquí. Lo más seguro es que me olvide de ella, pero dejadme, que el problema en realidad es la euforia de un blog "nuevo" y me dan ganas de escribir como si fuera la mar de feliz. Y lo voy a hacer en clave de partida de rol de El Señor de los Anillos. Así, por la cara.

Y sí, voy a hacerlo como si hablase de El Señor de los Anillos. Fuente.

El Señor del HTML: la comunidad del "¿qué he hecho?"

Lo comentaba ayer: aquel que no es bloguero no sabe lo que cuesta enfrentarse a los males sanguinarios de la template, la crueldad del HTML y el "¿qué demonios he hecho?" cuando quitas un poco del código, ese que te puede hacer sentir en plan señor hacker. La visión de muchos es que los blogueros solo escriben (ja), pero ni que fuéramos tuitstars, ¿eh? Pero ¿a qué viene tanta sinceridad, perdón, digo, seriedad? Porque también hacemos otra cosa: autodestruimos nuestros blogs (eso lo sabe Elsbeth, que tocando la hora del blog, acabó poniéndose una cuenta atrás para... para váyase a saber... Quizás abríamos un portal interdimensional o algo... Da para capítulo de Devon, lo sé).

Digamos que esta "aventura" ha sido el viaje épico que buscaba tras destrozarme los ojos el fin de semana pasado acabando el TFM (más conocido como trabajo de fin de máster) y seguir con las constantes correcciones de la nueva novela (otra, sí) y empezar la escritura de la siguiente (¿no os lo dije? Pues os lo digo). Llevaba desde hace un tiempo queriendo cambiar el aspecto (y el contenido) del blog. La anterior encarnación del Antro duró desde 2014, casi como el Doctor de Capaldi y ahora que él se va, pues el blog también (culpa de Moffat, como siempre). Sé que esta bitácora necesitaba regenerarse, pese a que pasó por algunos cambios leves el año pasado. Os mencionaba en la entrada del noveno aniversario que era hora de cambiar y aquí lo tenéis (aunque seguiré cambiando y puliendo cosillas, porque soy una persona extraordinariamente pesada).

Regenerar un blog, tal que así. Fuente.

Los mil fallos en la Torre Responsive

Eso sí, advertencia, si emprendéis este viaje hasta la Montaña Solitaria que es tener un blog, cuidado con las plantillas nuevas tipo responsive, que muy responsive tampoco son cuando tienen fallos locos, porque sí. Probé una y... así comenzó una locura de dos días acostándome a las 2.30. Poca gente leerá esto, pero creo que sabéis lo cabezón que soy. No ha otra forma de explicar, de lo contrario, que siga usando un blog en la era de las redes sociales o no me pasé a Wordpress, que es donde está la gente que tiene criterio o cree tenerlo. Llevo casi diez años en blogger, no espero un premio, pero publico cada día desde hace dos años, así que imaginaréis lo testarudo que soy y cómo Elsbeth y yo peleamos contra cosas superidiotas en esa plantilla tan molonamente visible y, a la vez, tan poco "customizable".

Entradas movidas, enlaces que no van, elementos desaparecidos, encabezado con un maravilloso efecto pixelado (porque sí), un interlineado que daba para meter una autopista y medio arcén... Una guerra tras otra y la decepción de querer algo y que no salga adelante (¡vaya, como la vida! Qué metáfora).

Cual Roland Deschain yendo a la Torre Oscura. Fuente.

Otros caminos de la senda oscura

El jueves se nos ocurrió buscar lejos de las nuevas "glorias" y encontramos otra template mejor, pero vino toda una jornada de cambios, tocar HTML, volverse loco, acabar en Arkham, escapar de Arkham, seguir con la cabecera... Pero lo hemos hecho, ¿y por qué? Aunque nos enfrentemos a los orcos del HTML y los goblins del diseño, siempre habrá un sitio donde escribir y compartir historias (y trolls, pero esto es así).

(Todo esto para que luego el primero que comente sea "me gustaba más antes" y pienses que mis ojeras, mi tiempo y mi esfuerzo son invisibles para los demás y que es mejor considerarlo como un guiño al "has redecorado. No me gusta" del segundo y el décimo Doctor cuando veían la TARDIS de su sucesor. ¿Veis? Consuelo, por eso me gustan estas cosas).

Arkham, lugar de vacaciones. Fuente.

¿Un viaje inesperado?

Sea como sea, pienso seguir hablando sobre escribir, mis historias, Neil Gaiman, Stephen King, Harry Potter, Alan Moore, Ray Bradbury, Doctor Who, American Gods y muchas cosas más. Empiezan nuevos tiempos y cuento con vosotros. Y esto ha sonado patético, lo reconozco, pero soy alguien con una vida social tan extraordinaria(mente inexistente), que estas son cosas que me gustan y me atraen. Veréis que estoy motivado (¿por qué si no escribo una entrada tan larga sobre esto?). Ya me conocéis. Quiero hacer cosas nuevas en el blog, hablar de otros temas, espero conocer a más lectores, gente curiosa que quiera hacer de este espacio su lugar.

Antes de ponerme en modo god (cual Buffy contra el pesado de Adam), debo darle las gracias a Elsbeth (que sé que no leerá esto, pero...), ya que se ha pasado dos días ayudándome en esta épica batalla, incluso cuando me ponía en plan "la próxima vez tírate tú, Tuk insensato, y líbranos de tu estupidez" (je). Ha solucionado muchísimas cosas, ha propuesto otras interesantes y, creedme, el blog sería horripilante sin ella (mi vida más, aunque dudo de que fuera considerado vida). 

Voy cerrando, me pongo extremadamente ñoño y quiero seguir con Castlevania. ¡Nos leemos!


P. D.: No, este post no va dedicado a gente que deja cintas de cassette

P. D. 2: Va dedicado a vampiros de Valaquia que se ponen a quemar a pueblerinos. Esto es así.

4 comentarios:

  1. Me gusta que siga el blog, la temática que vas a seguir.
    Yo tal vez haya tenido algún episodio comparado con Doctor Who, con alguna cuenta suspendida por "actividad inusual", que sospecho fue un capricho de bloger.
    Ahora tengo uno que va a cumplir 5 años, pero el anterior tenía comentarios de la locutora Vanina Parejas, algo que no ha pasado con este.
    Pero basta de hablar de mí. Es toda una decisión hacer un cambio así en un blog. Quedó bien. Está muy bien que mencionés, que agradezcas a Elsbeth.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Considero que es importante dar las gracias a las personas que nos ayudan, porque de lo contrario, estaríamos siendo terriblemente injustos.

      Espero que a ti también te vaya muy bien con bitácora y no haya ningún nuevo "susto". :)

      Un saludo y gracias por tu comentario y buenos augurios.

      Eliminar
  2. Hummm... bueno, como te leo desde el cel no puedo apreciar mucha diferencia xD!

    Solo dire que me diverti leyendo esta entrada!!!

    Pd. Aun no termino con buffy (tu la recomendaste) por lo que no entendi eso de modo god :v

    Pd2. ¿Vida Social? Y eso que clase de horrocrux es o.O?

    Pd3. Pensaba que Elsbeth era un apodo de algun amigo xD

    Pd4. ¡Oh por dios que hermoso nombre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Erichz! Bueno, cuando pilles un ordenador, verás la diferencia, jeje. La verdad es que la plantilla para móvil no ha cambiado, pero creo que si le das a "ver versión web", al final de la página, intuirás algunos de los cambios. Mi idea es que en el móvil se lea del modo más sencillo posible para que no tarde en cargar y demás. :)

      Me alegro de que te haya gustado esta entrada y en cuanto a lo que me comentas, ¡ya me dirás cuando llegues a la cuarta de Buffy! Creo que no he "espoileado" nada. Esto me recuerda que tengo que hablar más de Buffy por aquí.

      La vida social es un invento de la gente para que salgamos de casa y nos destruya el sol. Así de simple.

      ¡Elsbeth! Podría repetirlo durante días y días. :)

      ¡Muchísimas gracias por tu comentario y por pasarte por el blog! A ver si vuelvo de verdad a las redes sociales cuando termine la corrección de la novela y la defensa del trabajo de fin de máster. ¡Gracias! ¡Nos leemos!

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.