sábado, 31 de diciembre de 2016

Adiós, 2016: ¡mis historias, lecturas y demás de este año!

Disfrutad de una de mis últimas muestras del don de usar gifs sin venir a cuento. Fuente.

El tictac se acerca a su final para este Titanic que ha sido 2016, un año que ha demostrado ser un montón de subidas y bajadas, un cúmulo desafortunado, en muchos aspectos, como ya he comentado recientemente.

Parece que es casi obligatorio hacer una entrada como balance de este año, pero en realidad yo la hago porque me lo paso bien con ella y me permite pensar que algo habré avanzado. Voy a hablaros de mis historias, pero también de los libros, películas, cómics y series que más he disfrutado (y que no tienen que ser de este año, sino que los disfruté todos este año, ¿ok?).

Así que vamos ya a por esta especie de balance o lista de lo mejor de lo mejor.

viernes, 30 de diciembre de 2016

Tal vez...

“Tal vez hubiera muerto sencillamente porque le aterraba seguir vivo”.
STEPHEN KING, 
El Cuerpo.


Imagen de dominio público
Tal vez, este puede ser un recordatorio más de la importancia de una novela como El cuerpo para los lectores. Stephen King describió en ella una de sus preocupaciones más conocidas (la muerte de la infancia) y deja reflexiones valiosas como esta de aquí, que nunca está de más recordar y eso cuando se acercan ciertas fechas. Habréis visto que esta ha sido una semana llena de comentarios sobre temas bastante más siniestros u aterradores de los habituales, los que ocupan con más frecuencia el blog, pero la muerte no tiene por qué ser siempre así de "siniestra" y, a veces, tampoco conviene estar aterrado.

jueves, 29 de diciembre de 2016

Mi playlist del 2016

Otro año más se acaba y es hora de ir hablando de la música que me ha acompañado este 2016. Fuente.
Como todos los años, es el momento de dejaros mi playlist de 2016, es decir, las canciones que me han acompañado cada mes y que, tal vez, han retratado un fragmento de mi vida durante ese momento.

Es ya una tradición para mí hacer esta lista a finales de cada año y no puedo dejar de retomar esas melodías que no han abandonado mi cabeza durante este tiempo. Espero que os guste el repaso y poder saber el vuestro, si es posible. ¿Lo es?

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Todos los genios mueren y nosotros también

El cielo es tan inmenso que la idea de que un día todas las estrellas se apaguen y ni siquiera exista el firmamento que contemplamos nos parece imposible. Fuente de dominio público.
Entre la gripe que tengo encima desde el domingo (que me está haciendo pensar que pronto empezaré a soñar con Randall Flagg) y que hoy es el Día de los Inocentes y lo que menos me apetece es estar de broma, me veo escribiendo esta entrada a esta hora para cumplir uno de esos propósitos que váyase a saber muy bien por qué los hago (sí, quería publicar todos los días de este año y estando tan cerca el final...). Así que, bueno, qué asco de 2016 en cuanto a muertes de ídolos, ¿no?

Leí una viñeta esta mañana que decía algo así como "todos mis ídolos están muertos y mis enemigos están en el poder" y, la verdad, es que da esa triste sensación: David Bowie, Alan Rickman, ahora Carrie Fisher... Esto cada vez es más doloroso y, aunque sé que estamos viviendo un inicio de siglo y el tiempo hace "limpia", la verdad es que es muy duro cuando gente que aún es joven, héroes que han sido tus guías y te han ayudado a sobrellevar tus problemas en muchas ocasiones o inspirarte en tantas otras, te duele y es legítimo que te afecte. Igual que me afectan las pérdidas a mi alrededor (este año dije adiós a Perry, mi mascota desde hacía más de una década) y sí, los animales también me hacen sufrir y no tengo que dar más explicaciones por ser así. Igual que duele el adiós de cualquier persona cercana que me entero que se ha marchado, incluso algunas que no conocí en vida, pero cuya historia me ha llegado. Hoy, sin ir más lejos, he roto a llorar como un crío con el final de Big Fish, porque me he acordado de mi padre, de todas las horas de hospital, de las últimas semanas de su vida, de todas las veces en las que tuve que ser mejor con él y... así que os imaginaréis cómo estoy.

martes, 27 de diciembre de 2016

Doctor Who: The Return of Doctor Mysterio, creerás que un hombre puede volar

Doctor Who ha regresado a nuestras pantallas gracias al especial navideño de este año. Fuente.
Hemos tenido que esperar un año para tener un nuevo capítulo de Doctor Who y ha sido el especial navideño de este 2016, The Return of Doctor Mysterio. Si bien algunos pueden pensar que la fórmula está quemada y de ahí los parones, mi opinión está más cercana a que es la hora de que Steven Moffat deje la serie después de sus bandazos como showrunner (la próxima temporada será la última). No obstante, al menos, ha sido un disfrutable especial navideño.

lunes, 26 de diciembre de 2016

Cinco escritores que me gustaría leer en 2017

Una gran verdad, ¿no? Fuente.

Hace un año publiqué esta entrada: Diez escritores que me gustaría leer en 2016 y, aunque no leí toda la lista, sí leí varias obras de los autores que tenía muchas ganas de descubrir y me complacería instaurar esta tradición de proponerme leer a un par de escritores que no haya leído (o que quiera leer más) cada año.

Entre los escritores que leí el año pasado están: Rick Riordan, Cassandra Clare, Brandon Sanderson y Joe Abercrombie. Me han quedado pendientes: Michael Moorcock, Tim Powers, Frank Herbert, William Golding, F. Scott Fitzgerald y Suzanne Collins. Aún así, mi balance ha sido muy positivo porque he leído otras cosillas de otros autores y aún estoy a tiempo de solucionar esto.

Así que este año me propongo leer a estos cinco autores:

domingo, 25 de diciembre de 2016

Críticas de cine: Gremlins, la mejor película navideña de todos los tiempos

Gizmo, uno de los seres más entrañables del cine fantástico. Fuente.
1º) No darle de comer después de medianoche.
2º) No mojarlo.
3º) Evitar que le dé la luz del sol.

Las tres reglas que no podemos incumplir si no queremos enfrentarnos a los Gremlins. Las tres reglas que al no ser cumplidas nos dieron una de las películas más míticas de los ´80 y uno de los mejores films (anti)navideños de todos los tiempos.

Y es que, otro año más y cada vez antes, llega la Navidad. Entre turrón, villancico horrible, polvorón, familiar pesado y demás tonterías comerciales, tenemos la tele. Obviando el suicidio (ver algún especial navideño de caspa y bobada), queremos ver una película. ¿Cuál? Si odias estas fiestas o quieres reírte de ellas (y aprender que hay que ser responsable con las mascotas y no tomarse en serio la sociedad en la que vivimos) tenemos… ¡Gremlins!

sábado, 24 de diciembre de 2016

Mensaje navideño para salvar el multiverso y esas cosas maravillosas

Yeah, este es otro post sobre Devon y algo más.

Estimados custodios del infinito, oniromantes, artistas, vampiros, hadas, hombres lobo, ninfas, mutantes, superhéroes, momias, armadillos radiactivos... En definitiva, estimados monstruos:

En estas fechas tan señaladas, donde se viven batallas campales en los centros comerciales (al estilo Batalla de la Tienda Infinita o Batalla del Abismo de Helm, con orcos incluidos), y que preceden a la ingesta (o gesta) masiva de alimentos y el amor que dura tanto como el fuego de una cerilla prendida en un vendaval, tiempo al que conocéis como Navidad, es para mí un deber hacer lo siguiente. Tengo que recordaros, en mi labor social, que si tenéis que regalarle algo a vuestro sobrino (el que nunca se calla), a vuestro hijo (el que está todo el rato con que quiere la Play 4), a vuestro marido (que dice que él es más de champín), a vuestra esposa (que ya está harta de rituales de necromancia), a vuestro dinosaurio de seis metros llamado Drogosaur (que ya se ha comido a todos los vecinos)... y no sabéis con qué obsequio sorprenderles, este año, yo os echaré una mano: podéis regalarle Devon Crawford y los Guardianes del Infinito. 

¡Gracias por el entusiasmo! Fuente.
En serio, regalar un libro de fantasía puede ser el mayor obsequio para cualquiera que siga soñando o el mayor acto de venganza que podréis cometer contra todos esos villanos del día a día. ¡No lo dudéis! Y no me deis las gracias, es para mí un placer ayudaros en vuestros gestos de felicidad o vendetta. Además, ese libro lo he escrito yo con estas manazas, lo que queda demostrado que soy capaz de darle golpes al teclado (¡milagro!) y eso ya me hace muy feliz.

¿Y por qué deberíais comprarlo o, es más, leerlo? Devon Crawford y los Guardianes del Infinito es algo más que una novela. En realidad, es un mensaje para salvar el espacio y el tiempo, las diferentes dimensiones, acabar con complots terribles, visitar una tienda con todos los artilugios mágicos que podéis encontrar y hacer feliz a este monstruo de veinticinco años que se pasa la tarde del 24 de diciembre escribiendo sobre bichejos en vez de ponerse a hacer tarea. ¿Qué más se puede pedir? Tenéis que ser conscientes de que si no salváis el multiverso, a ver cómo dormís tranquilos a partir de ahora, ¿eh?

Podéis haceros con vuestro ejemplar electrónico y digital en Amazon, mientras que el ejemplar físico ya está en El Árbol Blanco en La Laguna y en Cómics y Mazmorras en Santa Cruz. Id ahora, corriendo en tropel, a atestar estas tiendas con vuestra presencia, vuestro dinero y vuestras ganas de salvar el infinito (pero sobre todo el dinero... -No, perdón-... ¡salvar el infinito!).

Así quiero que vayáis, sin falta. Fuente.
Tened en cuenta de que, si estáis por la isla, puedo dejaros también mi cutrefirma y mi cutredibujo, dos gestos que harán que vuestra novela suba su precio en el futuro o, al menos, su peso para cuando le arreéis a alguien con ella (que, espero, no ser yo el susodicho arreado).

Muchas gracias a todos por escuchar este amable mensaje. Muy bien. Ahora seguiré con los deberes. Ya podéis volver a vuestros ritos de necromancia y comeros esos polvorones (o, en su caso, al resto de los vecinos que haya dejado con vida vuestro dinosaurio). ¡Felices fiestas! 

P.D.: ¿Alguien tiene algún vecino y/o sucedáneo para Drogosaur? ¡Creo que le ha sentado mal el último grupo de excursionistas!

El superpoder de las tierras sombrías

Algún día escribiré un post sobre lo mucho que molaba la primera temporada de Héroes, pero hoy no es ese día, hoy es el día en que usaré este gif, con cierto espíritu random. Fuente.

Toda mi vida he buscado mi superpoder (no sé, ¿qué le vamos a hacer? Hay gente así en el mundo). A Spider-Man le picó una araña radiactiva y adquirió sentido arácnido, superfuerza, agilidad... Superman posee unos poderes de dimensiones colosales gracias, en parte, a nuestro sol. Incluso creo que la magia de Harry Potter es algo así como un superpoder. Y sí, si me pongo bohemio puedo decir cosas como que la amistad, el amor, el compañerismo y todas esas cosas son superpoderes, pero no, hoy no soy tan cursi. Y más cuando he descubierto mi auténtico superpoder (por favor, inserten aquí música de tensión. Gracias).

viernes, 23 de diciembre de 2016

Crítica de la película: Big Hero 6, los superhéroes según Disney

La película Big Hero 6 supuso un nuevo paso entre la unión de Marvel y Disney. Fuente.
El cine de superhéroes se ha convertido en una epidemia que ha infectado las salas de cine en los últimos años, pese a que las primeras grandes producciones como el Superman de Richard Donner provengan de los ´70. No cabe duda de que el avance imparable de los efectos especiales logró que estas películas basadas en seres extraordinarios pudieran llevarse a la gran pantalla de la manera más deseada. 

Por el camino hemos tenido películas tan loables como El Caballero Oscuro (Christopher Nolan, 2008) o Los Vengadores (Joss Whedon, 2012), pero también alguna sátira o ruptura del género que nos hacía pensar que había más camino que explorar como Watchmen (Zack Snyder, 2009) o Super (James Gunn, 2010). Ahora, Disney, tras algunos coqueteos con la idea, ha decidido crear a sus primeros grandes superhéroes de la animación bajo el título de Big Hero 6. 

Basándose en un concepto vagamente desarrollado en los cómics de Marvel, Disney ha concebido en solitario a sus primeros superhéroes lejos de producciones familiares como la entretenida Sky High (Mike Mitchell, 2006), desarrollando sobre todo a un protagonista Hiro Hamada, lo suficientemente carismático y creíble para chocar con un personaje de aspecto adorable y simple como Baymax

jueves, 22 de diciembre de 2016

Música: She will always be a broken girl de She Wants Revenge

Portada del disco This is forever de She Wants Revenge. Fuente.
Hace poco os hablaba de Tear you apart de She Wants Revenge y ahora le toca el turno a la canción She will always be a broken girl. ¿Y por qué? Esta semana, me desperté tatareándola y tenía tantas ganas de escucharla que me llevé los auriculares para ponérmela a todo volumen mientras iba al trabajo. Y vosotros pensaréis: ¿y por qué tenemos que pagarlo nosotros? Y yo solo diré que quizás son paradojas temporales que me envío y que si no comparto, podrían destruir la realidad. Vaya respuesta, ¿no? Creo que tendría que usarla en un examen.

She Wants Revenge es una banda estadounidense que persiste en ese sonido que nos recuerda a Bauhaus, The Cure, Depeche Mode, Joy Division... Es decir, nos recuerda a todos esos grupos que han hecho de la oscuridad algo que adorar a la hora de escuchar lo imposible, la música que hacen los hijos de la noche (que diría el famoso conde transilvano).

She will always be a broken girl tiene un título perfecto, un ritmo pegadizo, una de esas voces que se clavan en tu cerebro y una letra perfecta sobre una chica a punto de perderlo todo. A modo de compasión, pero también de machaque, la canción evoca a esa joven que nunca encontrará a un hombre ni a una mujer perfecta para ella. Solo hallará lágrimas.

Y, al final, quizás todos estamos rotos.

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Neil Gaiman lee El Cuervo de Edgar Allan Poe

Sí, es otro tipo de "cuervo" (Matthew de The Sandman),
pero creo que le pegaba a este post.
Fuente.
Este vídeo es un sueño hecho realidad. Es juntar una pieza maravillosa de la literatura como es El Cuervo del maestro Edgar Allan Poe a un genio de literatura como es Neil Gaiman y ya eso hace que mi cerebro explote en pedazos, porque adoro toda esta mezcla y el resultado es genial; además de que se ha hecho con fines no solo recreativos, sino también solidarios.

También (no sé si por fruto de mis inseguridades actuales o lo que algunos llaman graciosamente: "deformación personal") me da por pensar en cómo Gaiman puede superar cualquier nervio que tenga en ese momento y no solo lee, sino que recita e interpreta el texto a la perfección, con esa voz suave de viejo contador de historias que posee el autor de obras como Neverwhere, Coraline o The Sandman.


Sé que las Navidades son fechas en las que muchos buscan lo edulcorado y lo feliz, pero para mí también son fechas en las que me encanta perderme en la melancolía de la obra de autores como Poe. Así que felices y melancólicas fiestas.

martes, 20 de diciembre de 2016

¡Devon Crawford y los Guardianes del Infinito participará en el Congreso de Jóvenes Lectores de Fuerteventura!


Este año se está terminando, pero, por suerte, me ha dejado una buena noticia para el próximo y es una de esas que querría compartir con todos vosotros, mis monstruos.

¡Es un placer anunciaros que mi novela de fantasía Devon Crawford y los Guardianes del Infinito ha sido seleccionada para el primer Congreso de Jóvenes Lectores de Fuerteventura

Así que en 2017 podré conocer a mis lectores de otras islas, algo que para mí es toda una alegría, ya que es un modo de acercarme a las personas que han transitado por ese multiverso que deben defender Devon, Gwen y cada lector. Los encuentros son experiencias que me encantan, porque me permiten conversar, escuchar historias y hallar una conexión entre la tinta y la realidad. Así que... ¡Muchas gracias a todos los que han hecho posible esta noticia! Sin duda, ha sido un camino largo, pero me alegra saber que he hallado una nueva meta. 

Cuando en abril de este 2016 me comentaron sobre la posibilidad de que una novela de corte juvenil que hubiese escrito viese la luz, pensé en lo feliz que me haría poder compartir esta historia con todas esas personas que deseaban descubrir un mundo de fantasía, magia y aventuras. En esa época, la novela esperaba a las editoriales. Sin embargo, esa necesidad de hacer real a Devon fue lo que me hizo dar un paso adelante y arriesgarme. Y ha merecido la pena. Ahora, esa obra ya es una realidad y su viaje no ha hecho más que emocionarme. Devon ya está con todos.

¡Recordaros que si queréis vuestro ejemplar de Devon para Navidades, con firma y cutredibujo, solo me lo tenéis que decir!

lunes, 19 de diciembre de 2016

Microrrelato: risas

Ya conocéis de mi horrible manía de convertir los microrrelatos en juegos de palabras y, bueno, aquí va otro. No esperaba que la voz del narrativa fuese tan arrogante ni la sensación tan funesta, pero los microrrelatos tienden a ser como hijos que se parecen en demasía a sus padres y eso no se puede cambiar. Espero que os guste.
***

Imagen de dominio público. 

Microrrelato: risas


No había escapatoria.
Estaba convencido de ello: a veces, cuando la suerte no le sonreía, sabía que la suerte se estaba riendo de él.
Y él estaba dispuesto a reír el último.

domingo, 18 de diciembre de 2016

¿Qué hacer cuando terminas de escribir un libro?

¿Qué ocurre tras terminar una novela? Imagen de dominio público.
Durante este año, en el Reto del Juntaletras (así, con letras mayúsculas, para que parezca que ha sido algo), he intentado definir algunos de los puntos más interesantes de la escritura, desde antes de ponernos a crear mundos hasta después, sin dejar de lado el dificultoso mientras. Ha sido una experiencia curiosa, pero como este desafío se acerca al final (guardad las lágrimas, mis viejos amigos), quería tratar brevemente la pregunta que encabeza esta entrada: ¿qué hacer cuando terminas de escribir un libro? Y sí, la respuesta suele ser: escribir otro (pero no es tan fácil) y es algo que me recuerda a ¿qué hacer tras el vacío existencial que te deja la lectura de un buen libro? Leer otro, pero...

Puedo ponerme bohemio y hablar de escritores que se echan a llorar, se largan a dar un paseo o acaban buscando de nuevo a las musas. Hay cientos de ejemplos así, incluso más frívolos, como el típico autor que se pilla una buena borrachera como celebración o deja escrito en una pared que ahí fue donde terminó su novela. También están esos juntaletras que ponen al final: terminado tal día a tal hora. Como si así pudiesen celebrar el cumpleaños de la criatura (o conmemorar su funeral).

sábado, 17 de diciembre de 2016

Crítica del cómic: La Liga de la Justicia: El clavo, ¿qué es del mundo sin Superman?

La Liga de la Justicia: El clavo nos habla de cómo un mero cambio puede transformar toda nuestra realidad. Fuente
La humanidad debe ganarse su propio lugar en el universo”- EL ESPECTRO.
¿Qué hubiese pasado si Superman nunca hubiese surgido? Esa es la gran cuestión en torno a la que gira El clavo, una historia perteneciente a la colección sobre líneas paralelas Elseworlds de DC. En este tebeo, dibujado y escrito por el legendario Alan Davis, se nos plantea un mundo alternativo donde la Liga de la Justicia nunca tuvo la guía del Hombre del Mañana... con catastróficas consecuencias (que diría el filósofo Homer Simpson). 

Un simple cambio desbarajusta toda la realidad y crea un mundo más oscuro donde Superman nunca ha volado por el cielo, los villanos campan a sus anchas y todo conduce a un inminente apocalipsis. Alan Davis recoge en el poema de George Herbert que da nombre a su obra y lo que supone este efecto mariposa: 

“Por falta de un clavo se perdió la herradura, 
por falta de herradura se perdió el caballo, 
por falta de caballo se perdió el caballero, 
por falta de caballero se perdió la batalla. 
Y así se perdió todo un reino: todo por falta de un clavo”. 

Una rima que, lejos de ser solo eso, resuena en nuestras mentes a lo largo de toda la obra que indaga en la oscuridad del superhéroe. Sean bienvenidos al horripilante fin del mundo, donde los superhéroes son odiados y la civilización se acerca a su fin sin saberlo.

viernes, 16 de diciembre de 2016

Tenerife, cuando vives en un personaje...

La tormenta estalla y nosotros nos perdemos en ella. Fuente.
Hasta hace un tiempo, pensaba que no existía un pasado oscuro en torno al lugar en el que vivo. Me refiero a que si pensáis en lugares como Londres, surgen cientos de historias de fantasmas, hechos reales como Jack el Destripador, personajes ficticios como Sherlock Holmes… En cambio, si piensas en Tenerife, por culpa de algunos movimientos y la falta de conocimiento sobre nosotros mismos (o por ser como soy), parece que no hay nada extraño o digno de aparecer en una historia… Hasta que investigas un poco.

No me había percatado de lo difícil y, a la vez, fácil que puede llegar a ser escribir una historia que transcurre en el lugar en el que has vivido toda tu vida. Hacer que tus personajes vaguen por las callejuelas por las que tú has vagado, con nombres tan pintorescos como el Callejón del Miedo (en Santa Cruz de Tenerife) o hallas pequeñas ciudades deshabitadas que fueron construidas para enfermos de lepra, al principio cuesta, pero luego, a medida que te familiarizas, parece que le encuentras un sentido a ello.

Poseemos una cultura; escritoras como Agatha Christie pisaron nuestra tierra y fuimos uno de los refugios del surrealismo, el vanguardismo… Poseemos escritores canarios lo suficientemente interesantes, grandes artistas que merecen ser descubiertos. ¿Por qué no queremos verlo? ¿Por qué nos han negado verlo? Somos algo más que un bonito paisaje, buen clima y buena comida. Todo eso se agradece, pero poseemos una cultura que escapa de los clichés que algunos han intentado apuntar hacia nosotros.

jueves, 15 de diciembre de 2016

¿Quién mató a la literatura juvenil?

Escribí esta columna hace mucho tiempo, pero releyéndola, me parecía que seguía vigente y que este era un buen momento para recuperarla, ya que no creo que haya cambiado demasiado. Si lo pienso bien, este enfado podría ser el que me hizo escribir Devon Crawford y los Guardianes del Infinito como una especie de rebelión contra los estereotipos que no soportaba.

Peter Pan nunca muere, mientras que la literatura juvenil parece vivir en una crisis... ¿parece? Fuente.

Me encanta que Bob Hoskins deambulé por un mundo de dibujos animados buscando al asesino de ¿Quién mató a Roger Rabbit? Creedme cuando os confieso que NO me gustaría verme a mí vagando por el mundo literario buscando al asesino de la literatura juvenil; más que nada, porque quizás está viva y me fastidia la hora y media de película. 

En estos días aparecía uno de esos reportajes algo alarmistas donde se afirmaba que la literatura juvenil estaba en crisis. Si bien el alarmismo no me gusta, una alarma no es un aviso de nuestra muerte inminente, sino una llamada de atención para que hagamos algo para no acabar criando malvas. 

Utilizando una serie de datos del gremio de editores, se hablaba de cómo la burbuja de la novela juvenil reventó tras resistir bastante bien los arañazos y desgarros de la crisis. A partir de ahí, se hallaba el motivo: malas novelas y padres que no pueden comprar libros para los chavales. ¡Vaya descubrimiento, amigos, tomemos una cerveza para celebrarlo! 

miércoles, 14 de diciembre de 2016

¿Por qué soy quien soy?

¿Por qué somos quiénes somos? Fuente.
"A veces me pregunto a mí mismo por qué soy quien soy. Hay aspectos de mí que no tienen sentido ni siquiera para mí. Salí de un ambiente obrero en Bayonne. No un entorno literario, de ningún modo. Mi madre leía algo, bestsellers y cosas así. Mi padre nunca leyó un libro después del instituto, estoy seguro. Ninguno de los niños con que crecí leía. ¿Por qué siempre tenía la nariz metida en un libro? Casi parece como si fuera un niño cambiado en la cuna. ¿Es genético? ¿Es algo en la crianza? ¿Qué hace a un escritor? No lo sé. ¿Por qué alguna gente se convierte en grandes jugadores de basket o béisbol? Ciertamente no tenía talento para eso".

El escritor de Canción de Fuego y Hielo reflexionaba hace un tiempo sobre su propio origen con esta respuesta y a nosotros, los juntaletras que siempre nos preguntamos de dónde surge todo, nos hace reflexionar sobre por qué somos lo que somos y nuestras motivaciones, como si fuéramos personajes de nuestra propia ficción.

Todas las personas somos la suma de vivencias y acontecimientos extraños en nuestras vidas. Muchas veces, nos preguntamos por qué somos así, aunque más apasionante para mí es preguntarme por qué los demás son como son. Estamos rodeados de historias. ¿Cuándo esa chica preocupada se rompió? ¿Por qué ese chico se comporta como un idiota? ¿Por qué hay gente que no soporta desagradar a alguien e intenta caer bien a todo el mundo? ¿Por qué tanta gente sufre y se pierde?

Crecí en un pequeño barrio alejado de la capital y empecé a escribir como un modo de entretenerme, ya que no salía mucho de casa. Tenía mis juguetes, pero pronto supe que poseía otros que podían ser cualquier cosa... en mi cabeza. Y lo supe porque mi profesora de primaria siempre nos mandaba a escribir relatos y microrrelatos que nos ayudasen a expresarnos mejor. Yo convertí esa tarea en una afición que nunca me abandonó. Siempre encontré ciertas palabras que albergaban magia para mí ("momia", "ataúd"...) y sentí que al ponerlas en papel veía algo más de la mera hoja en blanco. Era especial.

Los años fueron pasando y, por suerte, averigüé el placer del cine gracias a Star Wars y el amor por la literatura gracias a J. K. Rowling y J. R. R. Tolkien. A medida que fui creciendo, redescubrí la magia del cómic gracias a Alan Moore, Neil Gaiman... Y volví a embarcarme en otros géneros literarios. Y algo que nunca abandoné fue mi deseo de contar y descubrir historias. ¿Qué podía esperarnos más allá de lo que sí nos esperaría? ¿Había otra realidad cuya puerta pudiéramos abrir? ¿Existía?

No tengo familia que se dedique a la literatura ni muchos amigos que hagan lo mismo que yo, aunque siempre les daré las gracias a muchos de ellos por permitirme ser quien soy. No hay que aguardar grandes historias más allá de las que nosotros mismos emprendamos, aunque ningún camino se empieza solo.

Quizás otros autores lo tengan más claro (su origen y su por qué), pero a veces, si te dedicas a esto, está bien tener un par de misterios en los que cualquier respuesta cabe. Nunca se sabe adónde te llevan.

martes, 13 de diciembre de 2016

El escritor que condena su alma si es que alguna vez la tuvo

Las almas escapan cuando no queda más. Fuente

Un escritor nunca olvida la primera vez que acepta unas monedas o un elogio a cambio de una historia. Nunca olvida la primera vez que siente el dulce veneno de la vanidad en la sangre y cree que, si consigue que nadie descubra su falta de talento, el sueño de la literatura será capaz de poner techo sobre su cabeza, un plato caliente al final del día y lo que más anhela: su nombre impreso en un miserable pedazo de papel que seguramente vivirá más que él. Un escritor está condenado a recordar ese momento, porque para entonces ya está perdido y su alma tiene precio.

Segundo volumen de la obra inaugurada
por La sombra del viento.
Fuente.
Leí estas palabras por primera vez en 2008 y no he las he olvidado; como lector por cómo me influyó El juego del ángel; como escritor por el talento de Carlos Ruiz Zafón, pero mentiría si no dijera hasta qué punto un juntaletras puede llegar a sentirse identificado con el inicio de la novela del escritor catalán. 

Hay un momento en el que los juntaletras pierden su alma si es que alguna vez la poseyeron. Nuestras vidas se resumen en ficciones que van a parar a la nada, aunque rezamos, a veces, porque lleguen al todo.

Vivimos fijos en mundos que no existen más que en este que es el que nos rodea. Quizás, porque nos sentimos ajenos a la realidad, decidimos crear una propia y aguardar que alguien sienta algo con esa ficción, algo que sea más humano. Y puede que el sueño de la literatura sea el único dulce que obtengamos.

Luchamos por llegar a ver nuestra obra en papel y esperar que alguien se emocione con ella, pero la sombra de ser un auténtico fracaso o caer en la vanidad puede ser algo que nos lleve hasta la más profunda oscuridad.

Pero ¿qué más da ya? Nosotros sabemos todo de la oscuridad: hemos vivido en la tinta y nos dedicamos a oscurecer la claridad de la hoja en blanco. Somos sombras sin almas que vagamos por caminos de nada. Y sonreímos, lloramos y gozamos con ello. Y hay magia.

lunes, 12 de diciembre de 2016

Música: Street Horse Smell Candle de Abel Krozeniowski

Eva Green en su papel de la oscura médium poseída de Penny Dreadful. Fuente.

Seguramente, si con algo nos dejó Penny Dreadful, aparte de con una obra que se acercaba más a la idea de The League of the Extraordinary Gentlemen mejor que la película que la ¿adaptó?, fue con una gran recreación de la época, un retelling más que digno, las colosales interpretaciones de actores y actrices (a destacar la estupenda Eva Green) y también la banda sonora de Abel Krozeniowski.

Resulta casi imposible no perderse en la melancólica melodía de esta canción Street Horse Smell Candle, que nos embarga de la angustia y el misterio de esos personajes que transitaban un mundo a punto de ahogarse en las más oscuras tinieblas.


Espero, ya que estamos, poder comentar más de esta serie en futuras entradas. Siempre lo tenebroso merece más tinta, ¿no?

domingo, 11 de diciembre de 2016

¡Semana de tráilers! Guardianes de la Galaxia Vol. 2 y Spider-Man: Homecoming

Y sí, espero que algún día tengamos este crossover en la gran pantalla. Fuente.
Esta semana han salido los tráilers de Guardianes de la Galaxia y Spider-Man: Homecoming. No suelo dedicarle mucho espacio ya a los tráilers en el blog, pero entre que ambos me han encantado (el buen rollo es algo más que necesario) y me han dado ganas de seguir adelante con esta semana tan extraña, llena de festivos y días laborales cuando no se debía, pues casi que madrugar me ha compensado para saber del nuevo Spider-Man, por ejemplo.

sábado, 10 de diciembre de 2016

¿Cómo poner el punto y final a tu historia?

¿Cómo se escribe el final de una historia? Fuente.
“—Un final triste —dijo Yarvi. 
—Muchas historias felices los tienen —respondió Jaud”.
Medio Rey de Joe Abercrombie.

Esta es una de las partes más complicadas de una historia, porque es a la que muchos se les resiste. Puedes haber logrado comenzar e incluso continuar una historia, pero puedes llegar a sentirte bloqueado cuando no sabes cuál debe ser el desenlace de tu novela, tu relato, tu película... ¿Adónde te ha dirigido el largo camino que has emprendido? 

Y si bien hay una interesante filosofía que nos dice que es más importante el camino que la meta en sí (es lo que dicen de muchos de los finales de Stephen King, como el de Apocalipsis o La Torre Oscura), bien me temo que ningún escritor está decidido a escribir un mal final igual que no creo que ningún lector esté dispuesto a leer un mal final. Simplemente, se acepta que no hay sido el final que deseábamos, pero nadie quiere hacer nada mal pudiendo hacerlo bien. Y eso que no soy de los que me obsesiono con los finales.

viernes, 9 de diciembre de 2016

Crítica de la película: El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares

El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares es la nueva cinta de Tim Burton. Fuente.
¿Qué puedes hacer en un mundo donde nada es ya extraordinario y tú te sientes más normal que nadie? ¿Hay algún lugar adonde escapar, en el que ser tú, en el que ser peculiar, en el que ser extraordinario? Estas pudieron ser dos preguntas que se formuló el escritor Ransom Riggs cuando comenzó su obra sobre los pequeños peculiares cuidados por la carismática Miss Peregrine, y puede que fuese una novela acertada para un director especializado en la rareza, como Tim Burton, a la hora de trasladarla a la gran pantalla.

Confieso que tenía muchas ganas de ver El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares desde que empezó a interesarme la novela. Tim Burton es uno de los directores de mi infancia y mi adolescencia y, aunque he tenido serios problemas con algunas de sus películas (Sombras Tenebrosas para mí es su cota más baja de los últimos años), esperaba que el director encontrase de nuevo su sello, gracias a la novela de esos X-Men “góticos” de Ransom Riggs, el guion de la genial Jane Goldman y la presencia de la estupenda Eva Green… Y aunque no ha sido todo lo que esperaba de ella (¿tal vez esperaba demasiado?), al menos ha sido entretenida.

jueves, 8 de diciembre de 2016

La magia de los libros de Carlos Ruiz Zafón

Detalle de la portada de La sombra del viento de Carlos Ruiz ZafónFuente.
Hace poco (tal vez debido a la publicación de El laberinto de los espíritus. el último volumen de los cuatro que conforman el ciclo del Cementerio de los Libros Olvidados), empecé a releer el comienzo de La sombra del viento del escritor catalán Carlos Ruiz Zafón. Más de una vez, he confesado que Zafón es uno de mis escritores predilectos; me ha enamorado de las palabras impresas y las historias que te llegan hasta lo más profundo de tu alma y hace que uno se sienta identificado con ese hombre que colecciona figuras de dragones y habla sobre la literatura que da sentido a todo.

Debo confesar que soy un aficionado a la obra del escritor y guionista desde que leí El príncipe de la niebla. Esa novela juvenil era una obra que ruló de mi hermana a mí, bajo la leyenda de ser un terrorífico libro de miedo; es decir, con el morbo de si yo llegaría a sentir ese terror o no (aunque fue años después cuando mi hermana me dijo que nunca la asustó este libro... ¿Me lo creo o no?). Esa historia sobre un chico, un ser monstruoso que concede deseos, estatuas, relojes... A mí me encantó tanto como para leerlo varias veces. De eso creo que hace casi catorce años (¡!); era Navidad de primero de la ESO. 

Años después, en cuarto, me "mandaron a leer" uno de esos pocos libros que te "mandan a leer" y adoras (yendo contra la regla de que nada que te "manden a leer" te gustará). Dicho libro, fue Marina. Para entonces, que tenía quince o dieciséis años y creía en lo bohemio, en lo mágico, en lo fantástico y en lo trágico; hallé en Marina una de mis obras favoritas. Yo viajé junto a Oscar Drai y sus personajes, más allá de las tinieblas de aquella mágica Barcelona gótica, donde Mijail Kolvenic planeaba su venganza. 

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Laura Gallego, el éxito del fenómeno idhunita

Recupero este texto que escribí sobre Laura Gallego y Memorias de Idhún el año pasado, porque me lo pasé lo suficientemente bien al escribirlo. Espero que os guste.

Memorias de Idhún, una obra que ha marcado un antes y un después en la literatura juvenil española. Fuente.

Candiles que se iluminan en la oscuridad, ¿almenaras o fuegos fatuos? La literatura se asemeja al campo de la noche para muchos lectores y escritores en ciernes que buscan un autor que dé fulgor a su sendero. Desde hace más de una década, Laura Gallego es una de esas luces. Esta escritora valenciana es también un símbolo de la literatura juvenil dentro y fuera de España. 

Desde que era una veinteañera que compaginaba sus estudios de filología con la creación de mundos, ha conseguido destacar no solo por los premios (entre ellos dos del Barco de Vapor, por Finis Mundi y La leyenda del Rey Errante), sino por la cercanía con sus seguidores y el revuelo que ha levantado en la comunidad lectora española. 

martes, 6 de diciembre de 2016

Kingdom Hearts: Birth by Sleep, la amistad como motor de la aventura y la fantasía

Terra, Ventus y Aqua, los protagonistas de Kingdom Hearts: Birth by Sleep. Fuente.
"Aún en la más profunda oscuridad, siempre habrá una luz que te guíe".

Ventus, mi personaje en Birth by sleep.
Fuente.
La cercanía de los exámenes y los trabajos te hace huir a cualquier parte (crear historias, organizar, limpiar, mirar musarañas...) y un buen objetivo puede ser zambullirte en un mundo de mundos como es el de Kingdom Hearts, en este caso, el de Birth by sleep, una especie de precuela que nos narra las aventuras de Aqua, Ventus y Terra.

Si hace un año alucinaba con la calidad del medio de las series a la hora de contar historias, ahora alucino con el infinito avance del videojuego a la hora de narrar obras en un formato que supera los diversos medios, es interactivo y permite recrearse en diversas tramas con una profundidad excelente.

Si hay algo que me gusta de Kingdom Hearts (aparte del concepto de mezclar Final Fantasy con Disney y añadir ideas propias a la saga) es que el motor de esta aventura es un tema que, muchas veces, se deja de lado y sin el que no se puede existir: la amistad. Tetsuya Nomura, Disney y Square Enix demuestran que la amistad es un poderoso elemento que puede ser fundamento de cualquier gran obra y ese es un recordatorio importante.

En el enfrentamiento de Aqua con Maléfica  la hada oscura llega a murmurar que jamás será vencida por algo insignificante como el amor. Al igual que Lord Voldemort (incapaz de entender el sacrificio de la madre de Harry), Maléfica olvida el poder de la amistad que hace que los tres amigos de esta historia se muevan, incluso cuando uno de ellos, como Terra, cual Anakin Skywalker, parece haberse pasado al lado oscuro.

lunes, 5 de diciembre de 2016

¡Devon Crawford y los Guardianes del Infinito visitan el IES Tomás de Iriarte!


El escritor echaba de menos a los alumnos que le propusieron el reto, porque volvieron con historias en las que perderse y nadie supo más de ellos sin un libro. Todo se convirtió en su nueva novela: “La añoranza bajo sospecha”.

Estas líneas con las que abro esta entrada pertenecen a un microrrelato que formó parte de un reto que me propusieron los alumnos del instituto Tomás de Iriarte la última vez que los visité. Ellos me preguntaron si yo sería capaz de improvisar un microrrelato a partir de un sintagma nominal que me proponían (“la añoranza bajo sospecha” y sí, hice muchas trampas en algo que es más la idea de un cuento que un microrrelato, pero... ¡lo escribí!). Y es que es un placer para mí el hecho de poder contar con la suerte de participar en un desafío así, ¡además de presentarles mi última novela publicada hasta la fecha: Devon Crawford y los Guardianes del Infinito!

Como os indicaba, pude charlar con los estudiantes de dos terceros, un cuarto de la ESO y un primero de bachiller. ¡Y fue fenomenal! Este tipo de presentaciones creo que son realmente las que valen la pena, porque me permiten seguir "vivo".

domingo, 4 de diciembre de 2016

Crítica del libro: La joven durmiente y el huso, y entonces la princesa besó a la reina...

El beso en los cuentos de hadas o cómo Gaiman y Riddell conciben un nuevo mundo mágico para las obras más clásicas. Fuente.
"A vuelo de pájaro, era el reino más cercano al de la reina, pero ni siquiera los pájaros volaban sobre él”.
Hay obras que suscitan preguntas. Podemos conocer a un autor en varias vertientes, pongamos como escritor de cómics y novelista de fantasía o terror, pero, a veces, es capaz de sorprendernos. No sé si les habrá pasado, pero a un servidor le ocurrió cuando terminó La joven durmiente y el huso, lo que me hizo preguntarme tras el “fin”: ¿por qué Neil Gaiman escribió este libro? 

Tenemos que sumergirnos en la red para hallar respuestas (bien se echa en falta quizás una introducción para el volumen), pero nada de esto impide que disfrutemos con un Neil Gaiman que escribe un cuento clásico y, a la vez, moderno, algo de lo que solo son capaces autores de la altura del inglés que ya lo hizo en otras ocasiones, véase Stardust

Neil Gaiman se lo pasa muy bien con La joven durmiente y el huso, tomando un cuento clásico, para narrarlo a su manera, como ya hiciera en su día al convertir a Blancanieves en una vampiresa en uno de sus estupendos relatos. 

sábado, 3 de diciembre de 2016

El Reto del Juntaletras: ¿Qué hace que tu héroe lo sea?

El viaje del héroe de Joseph Campbell en un gif. Fuente.

¿Qué hace que nuestro héroe lo sea en nuestra historia si es que acaso hay alguno circulando por nuestras páginas? El viaje del héroe de Joseph Campbell es una de sus claves. El mitólogo estudió diversas leyendas e historias que vinculó a lo largo de varias generaciones y culturas. La lectura de obras así han ayudado a cientos de creadores a concebir sus propias obras, ya sea alejándose (Brandon Sanderson) o acercándose (George Lucas).

En este genial vídeo del TED, podéis ver un interesante repaso por estos conceptos a través de una estupenda animación a modo de sinopsis, que os puede ayudar a concebir a vuestros héroes y vuestros antihéroes de vuestras historias.


Como siempre, también cabe reformular todas estas claves. ¿Por qué tiene que haber un héroe? ¿Por qué tienes que hacer que emprenda un viaje? ¿Cómo es la ruptura de la situación de partida? ¿Cómo es el mentor si es que hace falta? ¿Qué se supone que debe aprender y qué no? ¿Qué significa la aventura para el personaje? ¿Puedes poner otro tipo de pruebas? ¿Cómo es su mundo ordinario? ¿Debe recibir la llamada a la aventura? ¿Debe volver al mundo? 

Mi consejo es que nunca os ciñáis a una "fórmula" ya establecida, pero podéis conocerlas para saber qué queréis sacar de ellas y qué no. Al fin y al cabo, son trucos, pero los artistas, aparte de ilusionistas, deben ser algo más cuando conciben sus mundos y, sobre esos secretos, cada uno tenemos los nuestros.

viernes, 2 de diciembre de 2016

Crítica del cómic: Nemo: Las Rosas de Berlín, Alan Moore y Kevin O'Neill contraatacan

Las Rosas de Berlín, una nueva entrega de la visita de Moore y O'Neill a los clásicos. Fuente

"Que siga navegando por muchos años, eso sí, que no se acerque a ningún barco en el que vaya yo”.
Formar un grupo de héroes procedentes de la literatura de aventuras clásica. Esa era la premisa del famoso guionista inglés Alan Moore (Watchmen, V de Vendetta, From Hell) y el dibujante Kevin O´Neill (Marshal Law) cuando empezaron a concebir The League of Extraordinary Gentlemen y, sin duda, han sabido explotarla en la serie principal con sus diferentes volúmenes y sus spin-off hasta un nivel en que los lectores se dividen entre los fanáticos de este cómic y los que han decidido abandonarlo al no entenderlo o quedarse con los detalles meramente superficiales. Y es que The League of Extraordinary Gentlemen es mucho más que un excelente cómic o una película mediocre, Nemo: Las Rosas de Berlín es su nuevo exponente y no deja indiferente a nadie.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...