domingo, 2 de octubre de 2016

Crítica de cine: Suicide Squad, no es para tanto (ni para bien ni para mal)


El Escuadrón Suicida ha llegado a la gran pantalla con polémica: ¿buena o mala película? Fuente.

Fruto de ese odio cada vez más contagioso que pulula por las redes sociales y alimentadas por las críticas de señores que supuestamente son muy serios y saben de lo que hablan, Suicide Squad (o el Escuadrón Suicida) sufrió una campaña de acoso y derribo incluso antes de su estreno. No voy a defender la actitud de «fuck Marvel» de su director David Ayer en la premiere, tampoco voy a condenar a la destrucción la película ni voy a hablar de ella como si fuera una obra maestra. Solo voy a dar mi opinión (algo que ya parece difícil hoy), no me esperaba absolutamente nada del Escuadrón Suicida y, quizás, por eso (o por váyase a saber el qué)… me ha gustado.

Empezando por lo elemental: la película podría haber sido mejor, pero también muchísimo peor. Tal vez, porque aún recuerdo muchas de las primeras películas de superhéroes y sé a lo que me atenía, a ver algo que solo se relacionaba con los héroes de los cómics por el nombre y poco más, he llegado a pasarlo bien con este juego de luces, acción y un poco de humor. No quiero decir que Suicide Squad sea fiel a los personajes (no en demasía), pero al menos, es disfrutable en comparación con películas como X-Men: Apocalipsis, por ejemplo.


Los malos contra el Mal


Siendo claros, el montaje (y la dirección de David Ayer, pero sobre todo el montaje) es un poco caótico (aunque quizás acorde con sus villanos), algunos agujeros de guion son del tamaño de un barranco (pero ¿tanto rollo para unos archivos que ya parece tener todo el mundo en el Universo DC?), otros momentos son repetitivos (¿cuántos helicópteros se caen en esta película?), se percibe que el metraje se les queda excesivamente corto (demasiadas escenas eliminadas)… Y da un poco de pena que la película sea eso, una película, cuando quizás hubiesen podido desentrañar mejor a los personajes o bien teniendo menos personajes o, en su lugar, haciendo una serie. Y es que la atmósfera de caos en el montaje no creo que sea tan pretendida o más bien fuera alguien diciendo “corta y trocea toda esa escena para meter esta otra”. De ahí el desarrollo (a toda mecha) del origen de Harley.

"No, no, no... No vais a ver todas las escenas que os vendimos en el tráiler". Fuente.
Admirable, eso sí, que por una vez DC se adelante en el cine y presente un grupo de villanos antes de la posible llegada de unos futuros Thunderbolts de Marvel. Y por mucho que DC intente rehuir la sombra de la Casa de las Ideas, hay algunos guiños simpáticos que nos evocan a los que Marvel lleva haciendo desde hace años, como la aparición del Jóker y la Harley más clásicos, durante el montaje del origen, que nos recuerdan a la pintura de Alex Ross. Y sí, por fin, con cameos como el de Batman o Flash, se siente que es un universo más cohesionado que el representado a toda rapidez en Batman v Superman: El amanecer de la justicia.

Se percibe, eso sí, hasta cierto punto que la llegada de Will Smith como Deadshot redefinió gran parte de la película, convirtiéndolo en el típico padre con problemas y que, por muy asesino que sea, en el fondo intenta ser majete. Al igual que nos percatamos de que quizás, los rodajes que se tuvieron que hacer tras las críticas de Batman v Superman, acabasen afectando a la película que se tenía pensada originalmente, pero vaya, peor eran los bandazos de Lobezno Orígenes y nadie se ha roto las rasgaduras por ello (¿no?).

En el lado bueno, tenemos a Margot Robbie, que le toca lidiar con un uniforme heredero del rock de hace un par de décadas y de las versiones de los videojuegos de Arkham más que de la Harley Quinn clásica, pero en cuanto a comportamiento lunático, cumple. Pienso que es lo suficientemente carismática para tener bien definida a una villana que es muy difícil de interpretar. No obstante, no me gusta demasiado que su alucinación sea convertirse en una ama de casa con niños y su pudin sea completamente normal. Pienso que está auténticamente loca como para mantener una relación sana con el Jóker. Pero, hey, advertencia: no me pondré a hacer los desvaríos que hacen otros juzgando este tema como malos tratos, anulación de la personalidad y todas esas cosas que nos gusta aplicar más a la ficción que a la realidad.

Harley, uno de los mejores puntos del film. Fuente
Un poco más perdidos se quedan Cara Delevigne como June Moone, que hace lo que puede como la Encantadora de DC y es el motivo por el que los villanos tienen que hacer frente a una amenaza "gigantesca" y de CGI y diseño algo cutrón (es decir, algo a lo que dar de hostias para el final de la película, con su batallita de marras) y Joel Kinnaman como Rick Flag no me parece lo suficientemente carismático ni tan buen soldado como debería (¿cuántas veces cae a merced de los malos en pocos minutos? ¿Os habéis fijado?).

Destacable también la Amanda Waller de Viola Davis, toda una siniestra manipuladora que mueve los hilos políticos para cumplir con sus propios intereses, formando un grupo prescindible de villanos y delincuentes para hacer frente a posibles amenazas metahumanas. Esperemos que los problemas de crítica, que no de recaudación (donde el film ha funcionado bastante bien), no hagan que Waller y compañía desaparezcan del universo cinematográfico de DC, porque hay que reconocer que sorprende que un personaje como el Diablo de Jay Hernández sea algo más interesante como ese pandillero que, tras matar a su familia con sus poderes, decidió dejar de usar ese don trasformado en maldición. Es el primero que comienza su redención y, pese a que dura lo que dura en el metraje, puede convertirse, inesperadamente, en uno de los más humanos.

Otra lástima es que Killer Croc se quede un poco como mero chiste, cuando se rodó más escenas con él. Adewale Akinnuoye-Agbaje interpreta al personaje debajo de todas las prótesis (como ya hiciera en Thor: El Mundo Oscuro) y puede que hubiera sido interesante ver a este personaje como el monstruo y el matón que hemos conocido en muchas de sus encarnaciones. Y del mismo modo, la aparición de Katana queda casi como metida a calzador, comprendiendo más o menos sus motivaciones, pero perdiendo parte de la mística de unos personajes que se merecen más minutos y una trama que no da para más. En cuanto a Slipknot, mejor, tomárselo como una broma, más allá de pensar en las oportunidades perdidas (los chips explosivos, ya se sabe… Nos explicaron cómo iban en Blade 2, ¿no?).

Con respecto al Jóker y no entraré en ese debate de que se haya vendido como publicidad engañosa (porque a ver, ¿para qué vemos los tráilers?), su papel es bastante corto y me esperaba lo que nos han dado. No me termina de encajar el aspecto de gángster que le quieren dar y detesto esos dientes de oro, pero parece que Jared Leto se esforzó bastante, lo suficiente como para que su cabreo consecuente con los recortes de sus escenas sea normal (otra cosa es que él pensase que esta película era solo para él, cosa que no lo era). El problema es que tenemos la sombra icónica de otros Jokers muy cerca. Solo espero que tenga algo mejor en el futuro, si se vuelve a cruzar con Batman en la gran pantalla.

Por cierto, sobre el rumoreado personaje de Scott Eastwood nada, un soldado y poco más. Ni Nighwing ni Deathstroke ni nada, que los rumores suelen “fliparse” demasiado.

Eso sí, personalmente (y porque muchas de las canciones están entre mis debilidades), a destacar la fantástica banda sonora conformada por auténticos temazos como Sympathy for the Devil de los Rolling Stones o The House of the Rising Sun, en su versión de The Animals (por nombrar solo dos).

Banner del Escuadrón Suicida, la nueva apuesta del universo cómiquero de DC en la gran pantalla. Fuente.

En definitiva, los personajes son interesantes, pero tienen tiempo limitado para salvar una trama bastante típica y un formato que parece no poder dar más que los cómics, pero aun así hay momentos de acción, humor y situaciones que hacen que el film sea entretenido. Por tanto, el Escuadrón Suicida puede que no sea una película perfecta, pero sí la considero superior a Batman v Superman: El amanecer de la justicia (al menos en su versión para cines) y muy distinta a El Hombre de Acero. Tampoco es el descalabro del que otros hablan. Es simplemente un cómic pasable que “ver” un día aburrido. Y se agradece pese a que no nos enloquezca como debería.

17 comentarios:

  1. Luis B. (a través de RRSS)2 de octubre de 2016, 12:26

    Coincido plenamente contigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está bien saber que no estoy solo en esto. :) Cada vez que me alejo más de los críticos "serios" y los haters de turno, más disfruto de lo que me da la gana. Que, vaya, entiendo que pueda haber gente que le guste o no algo, pero estar crucificando a la gente por sus opiniones (algo que se da mucho por las redes sociales) como que me sobra bastante.

      Eliminar
    2. Luis B. (a través de RRSS)2 de octubre de 2016, 21:20

      Me temo que pensamos bastante igual.

      Eliminar
    3. jeje No lo temas, peor sería que pensáramos como el resto, ¿no? xD

      P.D.: Y que todo el mundo se quede con los detalles "menos buenos" y que nadie mencione la pedazo de banda sonora con temazos como el Sympathy for the devil de los Rolling. :P

      Eliminar
    4. Luis B. (a través de RRSS)2 de octubre de 2016, 21:45

      Así es. Como profesor de inglés que soy, te diré que cuando evalúo una prueba de 'speaking' de uno de mis alumnos, miro al conjunto. Podrá tener una pronunciación malísima y cometer una serie de errores gramaticales, pero puede que su vocabulario sea rico, que no titubee y que su fluidez sea bastante correcta, que su presentación esté bien organizada, que el power-point esté bien elaborado, etc. Obviamente no podrá aspirar a un sobresaliente pero de ahí a que su presentación oral sea tachada de mediocre... De hecho, posiblemente hasta pueda lleguer a ser un notable.

      Eliminar
    5. Tienes completa y absoluta razón... Creo que el arte es muy subjetivo y, a veces, te gustan las cosas por su visión global y lo que significan para ti que cualquier otra cosa. Y hay gente que eso no lo tolera, que piensa que algo tiene que gustarte o que tienes que odiarlo porque es lo que ellos y la "mayoría" piensan. A mí me da igual la gente y sus opiniones globales, prefiero disfrutar de lo que me toca y aprobar a quien haga falta mientras consiga demostrar que, al menos, lo ha intentado y ha cumplido en muchos aspectos. Gracias, Luis, y disculpa por tardar en responder. ¡Un saludo enorme!

      Eliminar
  2. M_Madness (a través de RRSS)2 de octubre de 2016, 12:30

    A mí me da igual lo que diga el mundo, la peli me gustó y me dejó con ganas de más. (Como debe ser)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegro de ello! Pensaba ya que era el único. :D

      Eliminar
  3. Yo todavía no la he visto, sinceramente no me espero gran cosa de ella pero no creo que sea tan mala como la pintan. Lo que me da pena es que en todas las películas que está haciendo actualmente de DC no se le está sacando el partido que se le podría sacar. Por ejemplo con Batman vs. Superman y con Escuadrón suicida tenían dos ideas muy chulas y no han sabido hacerlo bien. No creo que esta película sea una mierda como la pintan en muchos sitios, como todo tendrá cosas buenas y malas pero desgraciadamente no será tampoco la buena película que podría haber sido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Muchísimas gracias por compartir tu opinión y, bueno, precisamente porque no esperas grandes cosas de ella (como me pasó a mí), quizás te guste. Batman v Superman tuvo muchos problemas para mí, pero aún tengo que ver la versión extendida en casa, para ver si así me gusta más de lo que me gustó en el cine.

      ¡Gracias por el comentario y por compartir tu opinión, un saludo!

      Eliminar
  4. Creo que la película me gustó más.
    Es un dificil hacer una película fiel a lo comics, cuando estos son cambiantes, tan irritantemente cambiante. Como si no fueran suficientes los cambios de New 52, ya eliminaron buenas ideas con Rebirth. Y otra vez mataron a Superman, que tenía una buena historia, como el romance con Wonder Woman.

    Deashot tiene un antecedente en su versión de la serie Arrow, donde lo presenta como un personaje que demuestra tener algo de humanidad. Y no es la primavera vez que un villano tiene una hija a la que quiere proteger. Sería el caso de Sinestro.

    Harley Quinn es el personaje que se destaca. Y no me parece errado que su sueño imposible sea una vida normal. Destacó que cuando conservaba su cordura, tuvo atracción por el Joker. Que tiene sentido que aparezca poco. Y sus apariciones son acertadas.
    Amanda Waller es un personaje de lo más siniestro, recuerda a las tantas versiones que tuvo, como la de la serie Arrow.
    Enchantress es un personaje de lo más logrado, con un interesante origen, que recuerda a una historia de La Liga de la Justicia Oscura, con el personaje se llame June Moone.
    Es una película que recomiendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pones hincapié en algo interesante, ¿qué es ser fiel a unos personajes que de por sí son cambiantes? Quizás ellos no son fieles, ¿o son un poco fieles a la idea que tenemos de ellos? Sea como sea, entiendo lo que quieres decir.

      Sobre Arrow, tendría que ponerme a verla seriamente algún día. Creo que solo he sido más "leal" a Flash, que me vi toda la primera temporada.

      A mí me parece que incluso en una ensoñación, sería con ella loca, el Jóker loco y sus hijitos completamente chiflados... Siempre me ha parecido un personaje por cartoon, quizás por su origen.

      Me alegro de que a ti también te haya gustado y voy a añadir un párrafo hablando de los temazos geniales de la banda sonora.

      ¡Gracias por el comentario, saludos!

      Eliminar
  5. Narciso (a través de las RRSS)2 de octubre de 2016, 21:22

    A los críticos "profesionales" hay que evitarlos siempre... y a los amateurs también. Al final, la única crítica que vale es la propia, y sólo hay una forma de llegar a ella: viendo la película.

    Suicide Squad me parece imperfecta pero asquerasamente divertida y efectiva en su propósito: entretener.
    Peores truños son venerados hoy en día sólo por nostalgia, y si Suicide Squad se hubiese rodado en los 80, hoy levantaría pasiones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, ahí le has dado también con el tema de los amateurs. Yo creo que el problema es que hay mucho contagio de opiniones que no aceptan un "pero" y nos olvidamos de disfrutar, que al final es lo importante y estoy de acuerdo en lo que me comentas de que la película, aunque imperfecta, es divertida y cumple con lo que quería. Me hubiese gustado que tuviese más minutos o que fuese una serie, pero vaya, es lo que hay.

      Y sí, también es curioso ese cambio de ópticas según la época o según lo que se considere de culto o no. Véase los fracasos en taquilla de Blade Runner o Fantasía y como ahora son éxitos y pelis de culto.

      ¡Gracias mil por el comentario!

      Eliminar
    2. Luis B. (a través de RRSS)2 de octubre de 2016, 23:29

      SUPERMAN de Donner posiblemente hubiese sido tachada de mala si a finales de los 70 hubiese existido internet: así pues, el 'Martha' de esa peli hubiese sido esa vuelta alrededor de la Tierra de Superman, mientras que a algunos internautas les molestaría que LoisLane fumase, y muchos fans se quejarían de que GeneHackman no es el Luthor de los cómics ... entre otras 'impertinencias' más de la peli según qué usuario de las redes y sin entrar en las expectativas, el 'fanboyismo' y el 'haterismo'. Se hubiese asimismo especulado meses antes del estreno que Zod sería el villano y se hubiesen producido quejas porque no sale lo suficiente. Hubiese quizás habido una campaña en contra de Reeve porque es un actor con falta de experiencia. Pero, oye, ¿y qué tal la bso de JohnWilliams? ¿o ese Krypton? ¿escenas memorables como Lois cayendo del hélicoptero? ¿el humor de la peli? ¿el gran trabajo de Reeve como Superman y Clark Kent? (entre otras cosas), y que en su conjunto eclipsan las imperfecciones de esa peli y la convierten en una opera prima del género que marca un antes y un después.

      Eliminar
    3. Superman tiene muchas cosas buenas (y muchas por ser la primera gran adaptación), pero hay cosas que siempre me hacen sonreír y decir: "venga, vamos a la siguiente escena y obviemos esta". Entre ellas, el tema de la vuelta al mundo (que me dejó desde pequeño con cara de ¿qué?) y que Luthor, el tipo más inteligente del mundo, adore ir con los más idiotas en un alarde de altura mental. xD Y aún así, me gusta y reconozco su valía y todas las buenas escenas que tiene, además de un Superman impecable que siento más apegado a mi idea de Superman... ¿O es mi idea de Superman la que está apegada a él? A saber, nunca soporté, por ejemplo, al Superman de la coleta, resucitado y vestido de negro que no se parecía en nada a mi Superman idealizado, por ejemplo... pero vaya, es que soy muy, muy poco objetivo. xD

      Eliminar
    4. Luis B. (a través de RRSS)12 de octubre de 2016, 0:11

      Hay muchas variables. Los cambios asimismo intentan responder a las necesidades de una sociedad cambiante, que evoluciona, pero esto conlleva riesgos, por lo cual a veces los cambios funcionan y otras no tanto. Los caminos que se perfilan no son del todo claro. A su vez, el apego a un patrón determinado es algo que se debe tener en cuenta, la subjetividad de cada cual, la predisposición a los cambios que se puedan producir, siendo uno mismo a veces más conservador y en otras todo lo contrario,... Depende. A mi ese Superman de negro tampoco me gustaba, más allá de lo estético. En cambio el Aquaman barbudo con un garfio sí que me molaba. Y con el Spidey traje negro al principio fue un 'no' aunque luego me acostumbré y tal. Pero yo también soy poco objetivo. XD

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...