2 de mayo de 2016

Juego de Tronos: A casa, cuando los dioses callan

Los dragones regresan a Juego de Tronos. Fuente.
Decir que Juego de Tronos se ha convertido en un fenómeno de nuestro tiempo no es descubrir nada nuevo. Decir que, por fin, las tramas toman una nueva forma y se empieza a discernir un cierre de estas sí lo es. No está siendo aburrido ni lento. Y qué afortunados somos de poder verlo.

El segundo capítulo de sexta temporada, A casa, acaba con varios hilos argumentales, mientras surgen otras y, aunque los cincuenta y tres minutos se antojan cortos, se disfrutan a la par que sorprenden con los continuos tics de la serie basada en la obra de George R.R. Martin. Ha sido un capítulo que ha empezado por todo lo alto, luego, quizás, pisa el freno, pero llega a un buen destino que nos deja con ganas de pedir que se adelante esta semana y ver el siguiente episodio.

Como bien sabéis, en estos comentarios no entro a valorar la adaptación de los libros salvo alguna mención, ya que la serie por sí misma creo que merece la pena (por mucho que algún fan la odie). Ya he llegado a la conclusión de que podemos tener dos historias de Poniente, una en los libros y otra en la serie, sin problemas. Así que antes de empezar, recordad que este post es oscuro y está lleno de spoilers.


Cuando los dioses callan


En este segundo episodio, recuperamos a Bran Stark tras su ausencia en la quinta temporada. Aprendiendo a utilizar su don, el personaje es capaz de ver el pasado e incluso de vislumbrar cómo fue su padre cuando era un crío, pero el pasado podría ahogarlo pese a su hermosura y de eso le advierte el Cuervo de Tres Ojos. Mientras, una guerra se acerca, pero ¿cuál será el papel de Bran en ella? ¿Se desentrañará el secreto de Lyanna Stark, ese misterioso personaje cuya sombra siempre ha acompañado esta historia? La verdad es que es genial conocer el pasado de los personajes como el añorado Eddard Stark y regresar a una Invernalia más sencilla que aquella que conocemos ahora. Eso sí, algo me dice que lo que descubriremos en el pasado, marcará el devenir del presente y puede que una de las claves, incluso, esté en Hodor.

¿Cuál es el destino de Bran y qué supone para los personajes? Fuente.

A continuación, se resuelve parte de la trama favorita de los espectadores en el Castillo Negro. Más o menos. Jugando con las expectativas y, aunque esperable para muchos, los salvajes y los leales a Jon se unen a Davos para plantar cara a los traidores de Thorne en una escena épica donde el espectador no puede hacer más que pedir que se acabe ya con Thorne y compañía. Es genial cuando hay villanos que generan tanta rabia como aquellos que decidieron acabar con el lord comandante y, aunque queda mucho por decir, siempre es genial ver cómo se imparte un poco de justicia. Simplemente, la resolución es épica, aunque muchos espectadores, acostumbrados al pesimismo de la serie, esperarían que todo fuera peor. No cantemos victoria, que las víboras aún están en las mazmorras.

Los salvajes marcarán el devenir de la trama del Muro. Fuente.

De ahí viajamos a Desembarco del Rey y se desarrolla la trama de una Cersei destrozada, de la Montaña matando por el honor de la reina, del funeral de Myrcella, del frágil rey Tommen y su inseguridad para defender el reino cuando ni siquiera defiende a las mujeres que ama y de un Jaime capaz de enfrentarse al Gorrión Supremo y los suyos. Es una trama tensa y queda por discernir cómo se las arreglarán y si los Lannister se dispondrán a librarse de los religiosos a los que dieron poder y si serán capaces de vengarse de Dorne. Es decir, ¿se cumplirán las palabras de Jaime y Cersei cuando se reencontraron en el anterior capítulo? Queda por ver. Como siempre, el nivel de interpretación de los actores involucrados es genial. Sé de gente que la considera una trama culebronesca, pero para mí ocupa un puesto junto a las tragedias clásicas.

¿Qué harán los mortales ante los dioses que han matado más que ellos mismos? Fuente.

En este capítulo, si bien no tenemos a Daenerys, sí tenemos al pobre Tyrion (nuestro bebedor y pensador) intentando lidiar con un reino que le quiere ver muerto. Él y Varys deciden tomar una de esas decisiones de las que nuestro Tyrion parece que podría arrepentirse. Si recordáis el primer volumen de la serie, en los libros de Martin, a Tyrion le encantaban los dragones y aquí va a tener que vérselas con dos en una magnífica escena. Peter Dinklage salva una escena que dejaba abierta una trama importante, mientras nos preguntamos si Jorah, Daario y Daenerys regresarán pronto y a qué precio. Mención merecida se merecen también los efectos especiales para crear a los dragones, cada vez más realistas y la demostración, una vez más, de que las series no tienen que ser las hermanas pequeñas del cine.

Tyrion y su capacidad para hacer amigos. Fuente.

Por su parte, la trama de Arya avanza lentamente, pero con cierto paso y puede que un rumbo. Es un personaje que hemos visto evolucionar desde el principio de la serie y, aunque dice que es nadie, sabemos que tiene un pasado y un futuro, aunque no pueda verlo (nunca mejor dicho). ¿Podría ser otra de las claves de la serie? Podría. ¿Ha sido oportuno no alargar más esta subtrama? Creo que sí, porque sabemos que Arya tiene que continuar adelante y no ser un personaje que solo aparezca cinco minutos en cada capítulo.

Arya luchando contra sus demonios. Fuente.

Y luego llega por lo que Juego de Tronos se ha convertido en el mar de sufrimiento de muchos seguidores, pero también, irónicamente, de disfrute. Vienen las tensiones, las traiciones y las luchas de poder con la trama del sádico Ramsay Bolton, que demuestra que el norte tiene como señor un nuevo perro rabioso. De esas conclusiones que te piden mirar a otro lado para no asumir el horror del que es capaz tal personaje. Hace un rato, leí que muchos espectadores consideraban a Ramsay Bolton el personaje televisivo más odiado. No me extraña. No cabe duda de que Iwan Rheon es un gran actor, con sus actos deleznables, su vocecilla tiránica y su personaje aún más terrible que el Joffrey que tanto detestamos.

Ramsay, uno de los personajes más odiados y no me extraña. Fuente.

También en el norte, Sansa, Brienne, Podrick y Theon tienen un largo camino por delante. Es una lástima que un personaje como Theon no replantee su futuro también en el Muro, como afirma Sansa. Uno de los puntos fuertes de la serie es el arco de evolución de los personajes y Theon ha pasado por todo ello. Puede que la despedida de Theon y Sansa tenga mucho de eso, de despedida y en más de un sentido.

Sansa parece haber aprendido de sus errores, pero ¿qué ocurrirá si vuelve a encontrar con el ladino MeñiqueFuente.

Por fortuna, en este capítulo, además de recuperar personajes y tramas, también se recupera una historia que había quedado relegada: la Isla de Hierro y el destino de sus personajes. Con ciertos cambios y una nueva lucha de poder, queda claro que lo que hay por delante no es fácil, mientras se dibujan nuevos bandos en la Guerra de los Cinco Reyes. Yara Greyjoy (Asha en los libros) es uno de mis personajes preferidos y todos sabemos que defenderá a capa y espada el trono y lo que significa, incluso frente a la tormenta.

Yara, la hermana de Theon, demostrando ser uno de los personajes más fuertes de la serie. Fuente.

Y, a continuación, el final. Muchos seguidores criticarán que la serie esté funcionando actualmente con desenlaces como cliffhangers que obligan a seguir viendo esta obra, aunque por algo es una serie ¿no? Y considero que es un recurso legítimo, además siento que todas las tramas evolucionan y no son una mera excusa para ese final que obliga a seguir viendo la serie.
"En el juego de tronos, ganas o mueres", decía Cersei y es uno de los puntos fuertes de la serie. Todos sabemos lo despiadado que es Martin y los creadores, pero también entiendo que haya gente que piense que esta obra está yendo contra sus propias reglas en cuanto a la muerte (aunque eso ya se sembró desde Thoros de Myr, si mal no recordamos).
Aunque muchos fans se imaginaban lo que podía pasar, siempre es genial ver las confirmaciones (y más sorprendernos cuando sabemos que lo que viene a continuación podría ser más complicado de lo esperado). No hablaré mucho más de este desenlace para no hacer más sangre, pero considero que quedan abiertas un par de interesantes posibilidades en el futuro. ¿Cómo las llevarán a cabo los guionistas de la serie? Esperemos que de la mejor manera posible. Preparaos, esta semana los spoilers volarán como dagas. 
Podría resumir mi cara en este gif tras ver el final.

Oh, oh... Fuente.
Y en mi petición formal para que adelantemos la semana y mañana sea domingo de nuevo y podamos ver el siguiente episodio.

Sea como sea, tras el festín de muerte y la aparición de cierta esperanza en el horizonte, la oscuridad que se cierne sobre los personajes podría devorarlos. Las ansias de poder, la traición y la venganza siguen en poniente y, contra ellos, ni los Siete Dioses ni el dios de la luz pueden hacer nada. Solo los mortales deciden incluso bajo el aullido de la muerte.

¿Y a vosotros qué os ha parecido el capítulo? ¡Espero vuestro comentario!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.