lunes, 21 de enero de 2013

Relato: El punto y final


Matar en la ficción es gratuito y fácil, por eso a él le gustaba tanto.
Más de una vez, pensó en si se habría convertido en dramaturgo para contar historias o para poder matar sin que le salpicase la sangre (o la tinta). Seguramente, lo segundo.
Acaso, ¿era un psicópata de personajes? Puede. Aniquilaba a cualquiera que crease, como un dios vengativo y loco: ¿el anciano de mirada afable? Decapitado. ¿La niña mona del vestidito de flores? Ahogada en el río. ¿El cachorrito de grandes ojos? Sacrificado. ¿El mundo perfecto? Destruido.
Nadie escapaba de su implacable sentencia.
¿Por qué hacía eso? Porque su vida se derrumbaba como un castillo de naipes en un terremoto. Su esposa le había dejado. Sus padres le habían abandonado. Sus hermanos estaban muertos. Sus hijos no le hablaban. Su cartera había desaparecido… En resumen, su existencia era patética y el único consuelo era teclear para vengarse de todos los que le habían hecho daño. No sabía pasar página más allá de la literal.
Un día, se enfrentó a sí mismo o, mejor dicho, a un personaje.
Había escrito a una niña que se rebelaba. Era una respondona que descubría su naturaleza: que era un personaje y no quería morir. Aún así, él le iba a dar un trágico final.
O, al menos, eso pensaba hasta que.…

NIÑA RESPONDONA (rebelándose): ¿Cómo sabes que tú no eres otro personaje?
Ella le habló, él escribió la pregunta. El dramaturgo ni se dio cuenta.
Se quedó como una página: en blanco. Las preguntas amenazaban con volarle la tapa de los sesos: ¿y si era cierto? ¿Y si él era un personaje? ¿Y si su dios era un ser cruel, un escritor, que le hacía sufrir? ¿Y si el dios-escritor que lo había creado exorcizaba sus propios pecados, a través de él, un falso escritor que mataba a todos sus personajes? ¿Y si él no era real?
Pensó en lanzarse por el balcón, pero…
No hizo nada.
Su dios-escritor tenía que terminar ya con él.
El relato no podía exceder una página.

Crítica de Argo en iWrite


Creo que con el título del post, lo he dicho todo. Como es una nominada a los Oscars (la mejor de las nominadas que he visto) y creo que iWrite es uno de los mejores portales de la actualidad, comparto por aquí el enlace para que echéis un vistazo a la crítica de este peliculón que he hecho.

¡Espero que os guste y lo compartáis y, si no, a argoderse!

domingo, 20 de enero de 2013

Crítica de Spidermen y más en Gencomics


Como sabréis los que leéis este blog, colaboro con la web Gencomics a la hora de hablar de tebeos, que es una de mis mayores pasiones. Por si algún despistado no lo sabe, esta semana ha habido mucho contenido que os puede interesar (Gencomics) y algunos trabajillos míos:

sábado, 19 de enero de 2013

Críticas de cine: Django descenadenado, ¿Tarantino revienta o le sale el tiro por la culata?

Django es un esclavo que busca venganza sobre sus captores y liberar a su esposa, convertida en súbdita de un pérfido negrero. Un antiguo dentista lo convertirá en cazador de recompensas.

Críticas de cine:

DJANGO DESENCADENADO

Director y guionista: Quentin Tarantino.
Intérpretes principales: Jamie Foxx, Christoph Waltz, Leonardo DiCaprio, Samuel L. Jackson.
Nacionalidad: Estados Unidos.
Duración: 165 minutos.
Año: 2012.                       
Género: Western.


"Django. La "D" es muda"
DJANGO (Jamie Foxx).

Django desencadenado comienza y sabemos desde los títulos de crédito que Quentin Tarantino se lo va a pasar bien con una sucesión de homenajes (o copy/paste), pero ¿se lo pasará bien el espectador con la película?

Érase una vez en Tarantilandia


La nueva película de Tarantino tenía pinta de ser una posible obra maestra del director de Kill Bill y Malditos Bastardos, entre otras, pero se queda a medias. La suma spaguetti western con dosis de blaxplotation no ha sido tan efectiva como cabía esperar.
Quentin Tarantino intenta llevarse desde el principio el spaguetti western a su terreno, pero no consigue hacer un homenaje del todo bueno. No tenemos los primeros planos o los duelos hasta la eternidad del genial Sergio Leone, el padre de este tipo de cine. Pese a que se toca el tema de los esclavos, no vislumbramos más temas recurrentes, como el ferrocarril (representa la llegada de la civilización en el western). 
Waltz y Foxx se preparan.
No tenemos tantos momentos épicos como querríamos, como los vistos en peliculones como La muerte tenía un precio (aquí hay homenaje con el giro final, aunque peor). Puede que nos ríamos con las bestialidades, podemos repugnarnos de algún golpe de gore (y aún así es algo nenaza si lo comparamos con la violencia dura de otros realizadores que supieron del western, como fue Sam Pekinpah)… pero el enfant terrible no nos vuelve loco como si consiguió en otras de sus cintas. Lo peor es que sabiendo los gustos de Tarantino por homenajear (copiar), el espectador se queda con la duda de que si lo bueno que ha visto en esta película, no estará copiada de otra.


Tarantino no ha perdido el tono o el ingenio, aunque no se le nota tan explosivo como en el pasado (y quien vea su cameo en la película pillará una doble lectura). Puede que el fallecimiento de la montadora de sus películas anteriores, haya significado bastante para Tarantino, cuya gracia a veces dependía de su narración enrevesada y desordenada como Pulp Fiction y aquí se nota algo brusca (cortes inmediatos, la no división por capítulos, los flashbacks algo innecesarios…). 
Uno esperaba un auténtico peliculón y se encuentra con una película que llega a aburrir. Django desencadenado dura demasiado, aunque no aburra del todo. Lo peor es que uno siente que sobran cosas y, aún así, faltan otras. No hay la exquisita mala leche de Leone, los paisajes no aportan mucho (no conmueven como los de John Ford), sobra música que convierte el film en un videoclip[1]…  


El espectador que se siente así acaba preguntándose si no sería más idóneo haber hecho dos películas de Django, como ocurrió con Kill Bill, y así poder incorporar mejores momentos y que no pareciera que el final tras los eventos en Candyland son tan precipitados y fuera de lugar.

Póster de Django.
Pese a ello, es una película disfrutable gracias a algún momento de lucidez (la mejor escena puede que sea el Ku Klux Klan y su discusión sobre sacos o el interrogatorio de Calvin Candy martillo en mano). 

También es buena gracias a las tres grandes interpretaciones: Christoph Waltz como el cazador de recompensas (aunque uno siente que está desperdiciado como el remedo educado del eterno papel de Lee Van Cleef), Leonardo DiCaprio como el sureñero negrero (un auténtico villano que demuestra la solvencia del actor en todos los registros) y el esclavo al que da vida Samuel L. Jackson (un auténtico “vendido” en más de un sentido). 

¿Y el protagonista Jamie Foxx? El ganador de un Oscar cumple, pero no enloquece ni nos entrega a ese gran protagonista que los spaguetti western necesitan (Clint Eastwood, Charles Bronson…). Como secundarios, reivindicar a Don Johnson como el esclavista de los sacos melodramáticos y no pensar demasiado en Jonah Hill (que no hace mucho) y una Kerry Washington anodina como Broomhilda, que aporta más bien poco aparte del significado mítico (y eso que la mujer en el spaguetti western fue reivindicada, véase esa obra maestra que es y siempre será Hasta que llegó su hora).

Lo malo es que un servidor llega a sentir que hay más calidad en los homenajes de Kill Bill al western que en toda la película de Django desencadenado.
Samuel L. Jackson regalando otra gran interpretación a Tarantino.
No seré yo quien discuta el gusto musical de Tarantino, cuyas bandas sonoras siempre han conseguido recuperar algún tema y convertirlo en éxito, pero otro "pecado" de Django desencadenado es que teniendo tanta música excelente de Ennio Morricone que poder usar, para los mejores momentos haya decidido tirar del rap, el hip hop y nos encontremos con momentos delirantes y absurdos (¿de vergüenza ajena?) como un tiroteo con música del colega de Tarantino RZA (rapero que dirigió El hombre de los puños de hierro, producida por Quentin).

¿A Tarantino le salió el tiro por la culata con Django desencadenado? ¿Es pólvora mojada? No, Django desencadenado es simplemente es una película que no está mal, pero que debería haber sido un peliculón en manos de Tarantino. Una oportunidad perdida.


[1] Pocos coches aparecidos en la filmografía de Tarantino, no tienen una radio con una buena canción puesta. Aquí parece que hasta los caballos tienen radio.

Críticas de cine: Lincoln, el mesías de una nación

Cerca del final de la Guerra de Secesión, Abraham Lincoln se dispone a abolir la esclavitud. ¿Cuánto costará conseguir su propósito?
Críticas de cine:
LINCOLN


Director: Steven Spielberg.
Guionista: Tony Kushner, basado en el libro de Doris Kearns.
Intérpretes principales: Daniel Day-Lewis, Tommy Lee Jones, Sally Field, Joseph Gordon-Levitt...
Nacionalidad: Estados Unidos.
Duración: 149 minutos.
Año: 2012.
Género: Drama.


Políticos que mienten, compra de votos, decisiones polémicas, búsquedas desesperadas por conseguir la igualdad aunque sea para lograr intereses más oscuros… La política no ha cambiado tanto desde los tiempos de Lincoln, ¿no?

miércoles, 16 de enero de 2013

Críticas de cine: Drácula de Tod Browning, el comienzo de la leyenda vampírica


“Yo no bebo vino”- DRÁCULA

Hay palabras que nos llevan a pensar en alguien. Si decimos “vampiro”, seguramente nuestra mente nos lleve hasta Drácula y la encarnación de este mal puede tener los fríos rasgos de Bela Lugosi. Es comprensible: sin Drácula, no podríamos considerar la fuerza que ha tenido la imagen del vampiro en el cine de terror y nuestra cultura en el último siglo.

Sin embargo, el Drácula de la Universal no sería el primer vampiro de la pantalla. A principios de siglo, Murnau intentó llevar ya a la gran pantalla la historia del célebre conde, pero, por problema de derechos con la viuda de Stoker, Murnau tuvo que cambiar los nombres y hechos. Eso llevó al autor de Amanecer a concebir Nosferatu, uno de los mayores logros del expresionismo alemán, junto a films como El Golem o El gabinete del doctor Caligari. No obstante, la batalla legal continuaría y casi todas las copias de Nosferatu fueron eliminadas. Por suerte, muchas pervivieron y conservamos al Conde Orlok como el “primo” apócrifo de Drácula.

En 1931, Tod Browning se llevaba el gato (o el murciélago, según como se mire) al agua y era contratado por la Universal para llevar el mito vampírico por excelencia a la gran pantalla. Cabe puntualizar que muchas escenas serían dirigidas por Karl Freund, debido a los problemas de Browning.

Pongámonos en situación: 1931, una novela de terror famosa, un buen guion, dinero para grandes escenarios, un reparto decente (con Edward Van Sloan, el mítico Van Helsing que también estaría en Frankenstein)… ¿Qué falta? Lo más importante: un buen actor para Drácula, el punto crucial si se quería que la película triunfase. No era sencillo.

La mirada de Bela Lugosi. Fuente.
Muchos actores fueron considerados para el papel de Drácula, entre ellos, el camaleónico Lon Chaney que murió antes del rodaje; Chaney era conocido gracias a El fantasma de la ópera, por ejemplo, y su hijo sería el encargado de dar vida a El hombre lobo, otro film de la Universal conocido por los amantes de lo fantástico.

Más intérpretes estuvieron a punto de ser Drácula como fue el caso de Conrad Veidt, famoso por sus interpretaciones en clásicos como El gabinete del doctor Caligari o El hombre que ríe.
Al final, el papel recaería en un desconocido para la gran pantalla: Bela Lugosi, cuyo aspecto aristocrático y su acento crearían a un auténtico mito, que se volvería imborrable para la memoria visual del espectador. Lugosi no era ajeno al papel del aristocrático monstruo (valga la posible redundancia), ya que había dado vida al Conde en la adaptación teatral de Broadway en 1927.

¿Qué decir de Lugosi? Voz grave, acento extraño, ojos llamativos, porte de extraño galán… Un chupasangre que, pese a su aspecto refinado, no deja de ser un auténtico monstruo (para que aprendan muchos autores de lo que hoy se denomina “romance paranormal”).

El actor quedaría marcado el resto de su carrera, donde apareció en muchos filmes de terror de bajo presupuesto o serie B . En la película Ed Wood de Tim Burton, dedicada al peor director de la Historia según algunos (Ed Wood, al que interpreta Johnny Depp), vemos el crepúsculo de Lugosi, quien interpretaba a un personaje similar a Drácula en la mítica birria Plan 9 del espacio exterior. Conocida es la historia que recoge el film de Burton, donde Lugosi se hizo enterrar con la capa de Drácula. Como vemos, los vampiros se alimentan de la ficción y la realidad.

Centrándonos en Drácula, la cinta contiene ciertas escenas que no están en el libro, frases y hechos que han pasado al pensamiento colectivo y forman parte de Drácula sin serlo directamente de la novela. Desde entonces, la imagen de Drácula no se entiende sin actores como Lugosi y, más tarde, otro grande como Christopher Lee. Stoker había creado un gran monstruo en su libro y este había crecido en la gran pantalla.

Imagen icónica del Drácula de Tod Browning. Fuente.

Esta versión de la novela prescinde de ciertos componentes y personajes en busca de una película que elimine ciertas digresiones y se adapte a la duración de un film de entretenimiento de la época. Además, la película se basaba incluso más en las obras de teatro que adaptaban la obra de Bram Stoker, que el propio libro. Los artífices del guion serían Garrett Fort y Dudley Murphy, que tuvieron que adaptar partes de la narración, caracterizada por cartas, anotaciones de diarios… de la novela.

Puede que haya cierta torpeza en algunos momentos en la dirección o no se mantenga tan bien como en su momento, pero, para sigue habiendo escenas escalofriantes, interpretaciones buenas y escenarios dignos de recordar (no es de extrañar que el castillo de Transilvania fuese usado en otras producciones).

Como curiosidad, se rodó una versión española de Drácula en el mismo momento. Como las técnicas del doblaje aún no se dominaban, se decidió rodar una versión española con actores que hablasen en castellano cuando se dejaba de rodar la versión inglesa. Irónicamente, la versión española es bastante apreciada por la crítica, ya que contiene escenas y matices (la marca de la mordedura; Drácula no luce colmillos) que no posee la versión de Browning.

En 1999, la película contaría con una nueva banda sonora compuesta por el afamado Phillip Glass, que añade algunos toques bastante interesantes a la película en este apartado musical. Un hecho curioso es que la versión original carece de música, en parte porque el sonoro era todavía un gran desconocido y muchos pensaban que los espectadores no entenderían porqué sonaba música en determinada escena si no había ningún instrumento musical en pantalla. Pese a tal motivo, suenan temas usuales de otras películas de terror de la Universal. El ejemplo más sencillo es la música de El Lago de los Cisnes que suena en la apertura y lo haría también en varios films más de terror de la Universal.

El mito vampírico en el celuloide ha bebido durante décadas de este film, que, de por sí, se alimentó de Nosferatu. Véase como ejemplos Drácula de Bram Stoker, dirigida por Francis Ford Coppola, y que muerde sin piedad el Drácula de Browning y el Nosferatu de Murnau, añadiendo unas dosis de la sensualidad de algunos de los films de la productora Hammer. Como vemos, el chupasangre siempre tiene alguna manera de beber sangre del espectador.

Drácula es una película que merece la pena ser vista si se quiere comprender cómo la imagen del vampiro ha entrado en nuestra Historia, alimentándose no solo de la sangre sino de nuestro miedo.

Concurso de Relato Breve de la Universidad de La Laguna Día del Libro 2012


Ya podéis disfrutar del libro que recopila al ganador y finalista del Concurso de Relato Breve de la Universidad de La Laguna. Podéis leerlo online o descargarlo de forma gratuita. Entre los finalistas, esta mi relato Prisionero de un mundo feliz. Pinchad aquí.

Espero que os guste. Muchas gracias.

P.D.: Me encanta la letra tipo ESDLA de la portada. Cosas mías.

lunes, 14 de enero de 2013

Relato: Prisionero de un mundo feliz, finalista del Certamen de Relato Corto de la Universidad de La Laguna.


Este relato resultó finalista del Certamen de Relato Corto de la Universidad de La Laguna 2012. Muchas gracias y espero que os guste.
Ÿ
Prisionero de un mundo feliz

“Allí estaba, el Rey de la Colina, el Señor de las Ruinas, el Dueño de Todo, los monarcas y presidentes irrevocables, tratando de comprender qué significaba ser dueños de un mundo, y qué grande era realmente el mundo”.
RAY BRADBURY.
Había una vez, un dios que le gustaba visitar a los humanos. ¿Cómo sabría de su propia magnificencia de no ser así?

miércoles, 9 de enero de 2013

El celuloide y la adicción, según Steven Spielberg

“La adicción más cara del mundo no es la heroína: es el celuloide, y yo necesito una dosis cada dos años".
STEVEN SPIELBERG.



lunes, 7 de enero de 2013

Sobre lo que estoy escribiendo: proyectos para 2013



2012 terminó la semana pasada (soy un genio) y es hora de ir proponiéndose nuevos retos y aspiraciones (a ver cuántos se cumplen -.-), sobre todo cuando te dedicas a esto de la escritura (a juntar letras en general).

sábado, 5 de enero de 2013

Críticas de cine: ¡Rompe Ralph!, ¡pulsa START y a jugar!


Ralph es un villano de videojuego que se cansa de ser siempre el malo. Por tanto, decide cambiar esto. No será nada fácil.
Críticas de cine:
“¡Rompe Ralph!”
Director: Rich Moore.
Guionista: Rich Moore, Phil Johnston, Jim Reardon y Jennifer Lee.
Intérpretes principales: John C. Reilly, Sarah Silverman, Jane Lynch, Alan Tudyk, Jack McBrayer, Ed O´Neill. [Resto del reparto]
Nacionalidad: Estados Unidos.
Duración: minutos.
Año: 2012.
Género: Aventuras, fantasía.
“Soy malo y eso es bueno”
JURAMENTO DE LOS VILLANOS
Videojuegos y cine son una mezcla complicada. Pocas películas basadas en  obras para consolas han conseguido ser medianamente buenas. Muchas películas parecen videojuegos malos. ¡Rompe Ralph! escapa de todo eso y se erige como una gran película y un homenaje a ese arte tan menospreciado que son los videojuegos.

martes, 1 de enero de 2013

El Doctor, según Tim Latimer, escrito por Paul Cornell



"Es como el fuego y el hielo y la ira. Es como la noche y la tormenta, y el corazón del sol. Es antiguo y eterno. Arde en el centro del tiempo y puede ver girar el universo… Y es.... maravilloso”.
TIM LATIMER, 
escrito por PAUL CORNELL.
DOCTOR WHO. 
La familia de sangre.


¡Mi playlist de 2012, las canciones que han marcado mi año!



Desde hace dos años, el día de Año Nuevo elaboro mi playlist, una canción por cada uno de los doce meses anteriores. Este año he querido actualizarlo un poco añadiendo los vídeos y haciéndolo algo más a menos. 2012 ha sido una etapa algo asquerosa en lo personal, pero buena en cuanto a mi trabajo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...