sábado, 19 de enero de 2013

Críticas de cine: Django descenadenado, ¿Tarantino revienta o le sale el tiro por la culata?

Django es un esclavo que busca venganza sobre sus captores y liberar a su esposa, convertida en súbdita de un pérfido negrero. Un antiguo dentista lo convertirá en cazador de recompensas.

Críticas de cine:

DJANGO DESENCADENADO

Director y guionista: Quentin Tarantino.
Intérpretes principales: Jamie Foxx, Christoph Waltz, Leonardo DiCaprio, Samuel L. Jackson.
Nacionalidad: Estados Unidos.
Duración: 165 minutos.
Año: 2012.                       
Género: Western.


"Django. La "D" es muda"
DJANGO (Jamie Foxx).

Django desencadenado comienza y sabemos desde los títulos de crédito que Quentin Tarantino se lo va a pasar bien con una sucesión de homenajes (o copy/paste), pero ¿se lo pasará bien el espectador con la película?

Érase una vez en Tarantilandia


La nueva película de Tarantino tenía pinta de ser una posible obra maestra del director de Kill Bill y Malditos Bastardos, entre otras, pero se queda a medias. La suma spaguetti western con dosis de blaxplotation no ha sido tan efectiva como cabía esperar.
Quentin Tarantino intenta llevarse desde el principio el spaguetti western a su terreno, pero no consigue hacer un homenaje del todo bueno. No tenemos los primeros planos o los duelos hasta la eternidad del genial Sergio Leone, el padre de este tipo de cine. Pese a que se toca el tema de los esclavos, no vislumbramos más temas recurrentes, como el ferrocarril (representa la llegada de la civilización en el western). 
Waltz y Foxx se preparan.
No tenemos tantos momentos épicos como querríamos, como los vistos en peliculones como La muerte tenía un precio (aquí hay homenaje con el giro final, aunque peor). Puede que nos ríamos con las bestialidades, podemos repugnarnos de algún golpe de gore (y aún así es algo nenaza si lo comparamos con la violencia dura de otros realizadores que supieron del western, como fue Sam Pekinpah)… pero el enfant terrible no nos vuelve loco como si consiguió en otras de sus cintas. Lo peor es que sabiendo los gustos de Tarantino por homenajear (copiar), el espectador se queda con la duda de que si lo bueno que ha visto en esta película, no estará copiada de otra.


Tarantino no ha perdido el tono o el ingenio, aunque no se le nota tan explosivo como en el pasado (y quien vea su cameo en la película pillará una doble lectura). Puede que el fallecimiento de la montadora de sus películas anteriores, haya significado bastante para Tarantino, cuya gracia a veces dependía de su narración enrevesada y desordenada como Pulp Fiction y aquí se nota algo brusca (cortes inmediatos, la no división por capítulos, los flashbacks algo innecesarios…). 
Uno esperaba un auténtico peliculón y se encuentra con una película que llega a aburrir. Django desencadenado dura demasiado, aunque no aburra del todo. Lo peor es que uno siente que sobran cosas y, aún así, faltan otras. No hay la exquisita mala leche de Leone, los paisajes no aportan mucho (no conmueven como los de John Ford), sobra música que convierte el film en un videoclip[1]…  


El espectador que se siente así acaba preguntándose si no sería más idóneo haber hecho dos películas de Django, como ocurrió con Kill Bill, y así poder incorporar mejores momentos y que no pareciera que el final tras los eventos en Candyland son tan precipitados y fuera de lugar.

Póster de Django.
Pese a ello, es una película disfrutable gracias a algún momento de lucidez (la mejor escena puede que sea el Ku Klux Klan y su discusión sobre sacos o el interrogatorio de Calvin Candy martillo en mano). 

También es buena gracias a las tres grandes interpretaciones: Christoph Waltz como el cazador de recompensas (aunque uno siente que está desperdiciado como el remedo educado del eterno papel de Lee Van Cleef), Leonardo DiCaprio como el sureñero negrero (un auténtico villano que demuestra la solvencia del actor en todos los registros) y el esclavo al que da vida Samuel L. Jackson (un auténtico “vendido” en más de un sentido). 

¿Y el protagonista Jamie Foxx? El ganador de un Oscar cumple, pero no enloquece ni nos entrega a ese gran protagonista que los spaguetti western necesitan (Clint Eastwood, Charles Bronson…). Como secundarios, reivindicar a Don Johnson como el esclavista de los sacos melodramáticos y no pensar demasiado en Jonah Hill (que no hace mucho) y una Kerry Washington anodina como Broomhilda, que aporta más bien poco aparte del significado mítico (y eso que la mujer en el spaguetti western fue reivindicada, véase esa obra maestra que es y siempre será Hasta que llegó su hora).

Lo malo es que un servidor llega a sentir que hay más calidad en los homenajes de Kill Bill al western que en toda la película de Django desencadenado.
Samuel L. Jackson regalando otra gran interpretación a Tarantino.
No seré yo quien discuta el gusto musical de Tarantino, cuyas bandas sonoras siempre han conseguido recuperar algún tema y convertirlo en éxito, pero otro "pecado" de Django desencadenado es que teniendo tanta música excelente de Ennio Morricone que poder usar, para los mejores momentos haya decidido tirar del rap, el hip hop y nos encontremos con momentos delirantes y absurdos (¿de vergüenza ajena?) como un tiroteo con música del colega de Tarantino RZA (rapero que dirigió El hombre de los puños de hierro, producida por Quentin).

¿A Tarantino le salió el tiro por la culata con Django desencadenado? ¿Es pólvora mojada? No, Django desencadenado es simplemente es una película que no está mal, pero que debería haber sido un peliculón en manos de Tarantino. Una oportunidad perdida.


[1] Pocos coches aparecidos en la filmografía de Tarantino, no tienen una radio con una buena canción puesta. Aquí parece que hasta los caballos tienen radio.

11 comentarios:

  1. Pues mira ahora que lo dices la peli se me hizo larga en algun momento, incluso pesada y ahora ser por que, al leer tu critica me he dado cuneta es eso, no es el mismo, le falto algo y no empasto bien, aun que en general mantengo la opinión de que es una pali buena.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Dama Sombría

      Es una buena película, eso sin duda (no he dicho lo contrario) lo malo es que tiene varios problemas que no la hacen el peliculón que debería haber sido y más sabiendo del amor de Tarantino por este género, que le salió mejor en Kill Bill (que es más cosas, pero bueno, también spaghetti western).

      Muchas gracias, Dama sombría, un saludo y hasta pronto =)

      Eliminar
  2. Yo ya definitivamente dejo de leerte xDD
    En menudo gafapasta tiquismiquis de has convertido macho,cada pelicula se tiene que disfrutar INDEPENDIENTEMENTE,pero bueno,tu veras lo que disfrutas con el cine :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me va a dar tanta pena que dejes de leerme que tendré que sacar una buena botella de whisky y cogerme una cogorza del quince para celebrar que he dejado El Antro limpio de trolls como tú.

      Disfruta esta respuesta INDEPENDIENTEMENTE.

      Eliminar
  3. http://absencito.blogspot.com.es/2013/01/el-heroe-negro-de-tarantino-y-otras.html?m=1

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el link, Pablo, pero la mayoría de estos guiños los conocía y los que no no hacen mejor a la película, que insisto, es buena, pero no el peliculón que esperaba. Cada uno, con sus opiniones.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Gran reseña, como de costumbre.
    Me ha gustado Django, aunque me ha resultado algo decepcionante, como a usted. Podría haber hecho algo mejor, aun siendo una película mas que notable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Pedro

      Podría haber sido mejor, y también peor, al menos pasé un rato en el cine.

      De acuerdo. Creo que se puede ser fan de un director o de una película sin llegar a ser un talifán, mientras se respeten las opiniones de los demás, que es donde está la clave de todo esto.

      Gracias por tu comentario, un saludo.

      Eliminar
  5. Una decepción 'Django', no me esperaba un clásico pero sí una película más divertida. Apenas aparecen esos diálogos crujientes marca de la casa, y como siempre, qué pena que sus pelis estén tan vacías. ¿Cuándo encontrará messieur Tarantino algo para lo que tan bien sabe hacer: contar? Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. Muy buenas. Después de tanto tiempo vuelvo a pasarme por aquí. Disculpe que no haya frecuentado tanto esto pero los antiguos me tienen enreada y además tampoco he estado viendo las películas que usted ha comentado, salvo esta.
    Le diré que estoy de arcuerdo en eso de que alguna escena se podría haber acortado y que otra podía haberse hecho mejor. Pero aun así a mi la película me gustó y disfruté con ella, de hecho me gusta más que Malditos Bastardos (no termino de cogerle el gusto a esa por mucho que la veo). La música me gustó, me refiero a la de la película original, la "rap" creo que sobraba. En cuanto a las interpretaciones estoy de acuerdo con usted, creo que la de Samuel es la que se sale. La escena de los sacos es....genial xD. Siento que el comentario sea así de chapucero pero ando aturdida con los romanos y pensar en wester es complicado.
    Un saludo y un abrazo de Señora Anónima Mortal.

    ResponderEliminar
  7. ¡Excelente punto de vista! El reparto es de los elementos más representativos de esta película, siendo Leonardo DiCaprio, Kerry Washington mis favoritos. Respecto a la historia la verdad es que es muy poco original, con la clásica figura del cazarrecompensas movido por el dinero, la justicia “sui generis”, y un relato de emparejamiento “buddy movie” y venganza adornada con flashbacks y escenarios que remiten tanto a los paisajes almerienses de Eastwood. Narrativamente se alarga sin medida contando una historia sobre esclavitud y racismo en el sur de los Estados Unidos, empleando violencia gratuita suavizada por la comicidad y el desenfadado con rasgos de humor negro, maniqueísmo, caricatura. Le falta énfasis en el tono paródico e inventiva.

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...