25 de diciembre de 2012

Críticas de cómics: Saga, un cómic por el que merece la pena vivir.


Saga son tres cosas: una saga puede ser un compendio de varias obras que transcurren en el mismo mundo o comparten personajes; saga puede ser la vida en torno a una familia, a un linaje, y Saga es también un cómic fantástico que no puede faltar en ninguna tebeoteca.

Críticas de cómics:
“Saga (Tomo 1)”.

Contenido: Números del 1 al 6.
Guionista: Brian K. Vaughan.
Dibujante: Fiona Staples.
Editorial: En España, Planeta DeAgostini. En Estados Unidos, Image.
Precio: 16, 95€
Género: Aventuras, fantasía, ciencia-ficción.
Año de la edición: 2012.


“Saga” significa tres cosas.
1. f. Cada una de las leyendas poéticas contenidas en su mayor parte en las dos colecciones de primitivas tradiciones heroicas y mitológicas de la antigua Escandinavia.
2. f. Relato novelesco que abarca las vicisitudes de dos o más generaciones de una familia.
3. Un cómic fantástico escrito por Brian K. Vaughan y dibujado por Fiona Staples que no puede faltar en ninguna tebeoteca. saga-posterLos protagonistas de Saga

Saga es una sitcom inspirada El Señor de los Anillos con la visión de Juego de Tronos en un mundo digno de Star Wars. Es decir, nos encontramos con elementos fantásticos sometidos a una visión realista (e imaginativa, aún así) en un contexto de space opera (o culebrón espacial). Este tebeo hay que leerlo sí o sí, si eres amante de la fantasía o quieres leer un buen cómic, porque es una de las obras más entretenidas y satisfactorias de los últimos años.

La historia comienza con Alana y Marko, una joven y un chaval que han desertado de sus ejércitos. ¿Por qué? Porque sus razas son enemigas, llevan a cabo una guerra desde hace tiempo que ha involucrado a gran parte de la galaxia, pero ellos han terminado enamorándose. Como Romeo y Julieta, ambos huyen, pero no se suicidan, deciden algo más duro: tener una familia. El primer número de Saga arranca cuando Alana da a luz a una niña, Hazel. Será esa cría la que nos cuente desde el presente toda esta historia a modo de flashback sin caer en la tontería que muchas veces portaba la serie Cómo conocí a vuestra madre.


El nacimiento de la cría,
el nacimiento del cómic.
El amor entre Alana y Marko no gusta a sus superiores militares que creen que es un riesgo que ese romance salga a la luz y demuestre que ambas razas no tienen porqué odiarse y se termine el negocio de la guerra. Es así por lo que ambas huestes, lejos de unirse por el amor, se unen por un objetivo: destruir a Alana y Marko.

Estas huestes cuentan con cazadores de recompensas, entre ellos La Voluntad (con su gato detector de mentiras), para acabar con la pareja. El pérfido Príncipe Robot, un general con cabeza de televisor, se une a la persecución. ¿Conseguirán Alana y Marko huir con Hazel y ser una familia?Como dice ese trillado chascarrillo: “esto solamente es el principio”, pero es la verdad.


La historia de Saga, como su nombre deja ver, se une a esos cuentos antiguos que tanto han evolucionado hasta llegar a la actualidad, pero que marcan indudablemente al ser humano. En el fondo, esos relatos son respuestas poderosas a preguntas que no tenían respuesta. Por ejemplo, el ser humano, cuando miraba al cielo hace siglos y siglos, no sabía porqué las estrellas brillaban… ni siquiera sabían que eran estrellas, pero no tardaban en crear grandes batallas divinas o poderosos mitos que diesen una buena contestación; todo ello en base a lo más poderoso que poseemos: la imaginación. Por eso, a medida que pasa el tiempo, los seres humanos seguimos conectados a ciertas historias y relatos que no podemos dejar de contar. Eso ocurre con Saga, no es una historia nueva, pero la forma en la que está contada y los elementos extravagantes y locos que la rodean, la convierten en una obra a seguir de cerca en los próximos años.


El apartado gráfico es otro de los logros de la serie.
En una época donde hay muchos tebeos que se ven viciados por los pecados mercantiles y argumentales, es agradable leer un cómic que parece tan diferente. En los últimos años, la controvertida editorial Image ha conseguido darnos algunos de los tebeos más interesantes que han salido en los últimos tiempos. Es el mejor ejemplo que un servidor ha visto de “quién te ha visto y quién te ve” de la industria del cómic si tenemos en cuenta sus inicios en los ´90. Por tanto, es bueno que la senda que está abriendo Image sea tenida en cuenta: evolucionar desde lo más simple a series de temática más abierta y compleja que demuestren que en el mundo de las viñetas todo es posible y eso lo está consiguiendo Saga.

Es alucinante ver lo que puede hacer un guionista y una dibujante con completa libertad (o, al menos, parece que la tienen). No hay temas tabús como el sexo, sí (cosa que escandalizó a cierto sector de lectores en Estados Unidos por cierto), pero hay algo más importante: cada personaje busca ser único, cada aspecto, cada lugar, cada momento, cada historia dentro de esta aventura… Y no se tira por caminos conocidos, sino hay extrañas mezclas, con toques de acción, drama y comedia que nos desconciertan a cada página. Estamos perplejos. No sabemos si reír, llorar, emocionarnos… Vaughan sabe jugar con las emociones del lector en una obra que en este primer tomo, compuesto de seis números, busca ante todo una cosa: hallar el camino, entre sorpresa y sorpresa, para seguir evolucionando y hacernos disfrutar de cada una de sus viñetas.

El cazador de recompensas llamado La Voluntad.
Brian K. Vaughan escribe de tal forma uno de esos cómics que sabes que se van a convertir, si hay suerte, en míticos. Todo dependerá de las siguientes entregas. El guionista es inteligente porque nos narra un cuento de hadas, pero con elementos de ciencia ficción y otros géneros que lo convierten en uno de esos cómics que puede gustarle a todo el mundo. Demuestra el talento que le hizo grande en series como The Runaways, la innovadora The Private Eye o Y, el último hombre, dos de esas series de tebeos que demuestran que queda futuro en la industria. El lector se alegra de que este escritor haya vuelto a los tebeos tras su paso por televisión (donde colaboró en Perdidos). Se nota bastante que ha sido padre hace poco, porque ha querido impregnar de ese espíritu a la obra, del valor que tiene ser hijo o padre de alguien, uno de los puntos fundamentales de la obra.

A Vaughan le acompaña Fiona Staples, una de esas dibujantes más que sorprendentes. Personalmente, no sabía de dónde había salido este talento, pero es lo bueno del arte, que alguien de pronto haga acto de presencia con su forma artística y te deje K.O. De ella te encanta en cada trazo, te vuelve loco y tienes que buscar más de su trabajo. Sin duda, cada muestra de tecnología, personaje, arma, momento… cobran auténtica vida con esta pedazo de artista que no solo sabe dibujar, sino también colorear de una forma bastante llamativa que da al cómic un toque estético único.

Este tomo es el primero del que se esperan muchos (ha habido retrasos en USA, Vaughan ha decidido esperar a su dibujante) y auguramos varios años más disfrutando de Saga

Saga demuestra que los cómics son arte, un arte a reivindicar, que no deja indiferente y puede superar a otras formas como el cine y la literatura si lo desea. Saga te hará volar la mente a una galaxia muy, muy lejana, donde lo más importante, tanto allí como aquí, es la familia. 
Otro gran momento de saga. Fuente.
“Así se hace realidad una idea, pero las ideas son cosas frágiles. La mayoría no viven mucho tiempo fuera del éter de donde las sacaron, gritando y pataleando. Por eso la gente se junta con otras personas para crear algo. Dos cabezas pueden aumentar las probabilidades de supervivencia de una idea… Pero no hay ninguna garantía. En fin, ese día nací yo”.
HAZEL.

4 comentarios:

  1. Fantasía y ciencia-ficción mezclados, una interesante propuesta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Shilmulo

      Seguramente, la mejor serie que se está publicando en la actualidad. Más que recomendable.

      Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  2. Una maravilla de comic como pocas se han hecho hace mucho tiempo... Espero que mantenga el nivel. Grandiosa reseña, aunque al compararla con Watchmen me parece un poco excesivo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Pedro

      Apunta a buenas maneras. Es de esos cómics que tienes compartir con el resto de la gente sí o sí.

      Sobre Watchmen, me refiero más bien a que la sensación que debe dejar saga es la misma que tuvo un lector al leer Watchmen: estamos ante algo grande y diferente.

      Un saludo y gracias por tu comentario.

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.