20 de agosto de 2011

Críticas de cine: Tron Legacy

Existe un mundo virtual conocido como la Red. Su creador, Flynn, desapareció años, dejando solo, en la realidad, a su hijo Sam. Años después, el muchacho descubre que no eran simples historias, el mundo fantástico que fue creado por su padre existe… Y una terrible amenaza se extiende desde él.

Críticas de cine:

“Tron Legacy”

Imagen de Tron Legacy. Fuente.

Director: Joseph Kosinski
Guionistas: Edward Kitsis y Adam Horowitz; historia también de Brian Klugman y Lee Sternthal. Personajes Steven Lisberger y Bonnie MacBird.
Intérpretes principales: Jeff Bridges, Garret Hedlund, Olivia Wilde, Michael Sheen, Bruce Boxleitner… Consultar el resto del reparto en IMDB.
Música: Daft Punk.
Nacionalidad: Estados Unidos
Duración: 120 minutos.
Año: 2010.
Género: Fantasía, aventuras, ciencia-ficción.

“A él no le gusta la imperfección ¿Qué hay más imperfecto que nuestro mundo?”
FLYNN
“Tron Legacy” es un espectáculo de efectos especiales y buena música, con alguna escena de acción trepidante y una digna (y tardía) secuela, entonces ¿por qué no es una película excelente o, incluso, una obra maestra?

Actriz de Tron Legacy
Olivia Wilde como Quorra. Fuente.

El mayor problema de “Tron Legacy” es su guion (y la dirección meramente correcta tampoco ayuda). Aunque tiene un punto de partida prometedor, con varios guiños a la primera película, no se cuenta nada nuevo. No es un problema nuevo en la industria del cine que falten ideas (véase "Avatar"), pero sí que ni siquiera se disimule.

El mayor fallo es que emociona muy poco: quizás el fin de cierto personaje importante, puede que arranque alguna sonrisa el tema del Wi-Fi, el final o algún momento protagonizado por Bridges. De resto, es un filme demasiado frío como para encandilar a una nueva generación de espectadores como hiciese la primera parte. 

Jeff Bridges como Kevin Flynn, de lo más salvable de la cinta.
No tenemos grandes personajes que nos engachen, salvo Kevin Flynn y Clu (encarnado por el siempre genial Jeff Bridges) o Castor (ese homenaje a David Bowie y Chaplin que se marca un histriónico Michael Sheen). El dúo protagonista: Sam Flynn (un correcto Garret Hedlund) y Quorra (encarnado por una Olivia Wilde de la que se podía esperar mal que ser una versión más “ingenua” de Leeloo, el personaje de Milla Jovovich en “El quinto elemento”) no son ni un Luke Skywalker ni una Leia, mucho menos un Han Solo. Es decir, le falta carisma, no atrae al espectador.

Sobre el reparto, recuperar a Bruce Boxleitner es algo bueno, pero se queda en un simple homenaje a la primera parte, con algún momento destacado, pero curioso el poco peso que se le da cuando la película se llama “Tron”.

Jeff Bridges como Kevin Flinn, de lo más salvable de la cinta. Fuente.

Luego está las tonterías de siempre: discursos a un ejército del copón que al final no aparecen en batalla, esos "revolucionarios" que al final están ahí seguramente para una tercera parte, el por qué los malotes van en ese "arco-nave" en vez de, siempre, en los aviones de luz (mucho más rápidos) o un Clu que lleva escolta para parecer más malvado cuando no los necesita. Típicas tonterías que se han impuesto en el cine actual sin pensar en ellas.

Si sumamos que la historia es bastante previsible a que las dos horas de duración de la cinta pueden llegar a hacerse excesivas (a partir de la primera hora pocas escenas, salvo la aparición de Castor, entretienen al respetable), la película decae bastante.

Eso sí, cabría destacar esa defensa que se hace a la piratería en la cinta. Puede que sea rebuscado, pero que los magnates informáticos quieran hacerse ricos y Sam Flynn intente dar gratis varios programas y demás es algo bastante curioso. ¿Intencionado? Quizás.

Una cosa lenta, pero lenta, lenta... Fuente.

No obstante, la cinta cuenta con una importante baza, la música electrónica (con un importante aire ochentero) del grupo Daft Punk, que le pega a este tipo de película(mucho más que, por ejemplo, “The Chemical Brothers” a la reciente Hanna). Además, incluso Daft Punk tienen un cameo.

En cuanto a los efectos especiales, sirven para hacer un par de escenas impactantes como “los juegos” o el ataque final de Clu a sus enemigos. Además, crean un Tron para el nuevo milenio bastante bien hecho, con una genial estética recuperada de la primera parte a la que se aporta algún toque ciberpunk.

Sin embargo, los FX fallan estrepitosamente, sobre todo en la última parte de la cinta, con el desarrollo del rejuvenecido rostro de Jeff Bridges para Clu. Durante la arenga a su ejército, su rostro “informatizado” recuerda más al de los personajes de “Final Fantasy: La Fuerza Interior” que a un actor real.

En definitiva, “Tron Legacy” es una buena segunda parte, pero que no logra enamorar al público, simplemente (y con algún problemilla) le hace pasar el rato.


“SAM: Vivir así es renunciar.
FLYNN: Pero es vivir.”

6 comentarios:

  1. Ufff... reafirma mis sospechas.

    Yo vi la primera película el verano pasado para luego poder ver la segunda, pero al final no vi la secuela. La verdad es que me daba mala pinta, pero si de verdad lo destacable son guiños no sé si me merece la pena :S

    Según tengo entendido en Tron, Daft Punk también hicieron la bso... la verdad es que sí que le pega a esta temática ese tipo de música jaja

    Buena reseña... A lo mejor algún día la veo por aburrimiento... si no, dudo que la vea xD

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. A mí me pareció una película que se sostiene por los efectos sin más. Bastante aburrida y sin contar nada nuevo con la primera... Saludos
    -DAVID BRAÑA-

    ResponderEliminar
  3. Buen intento fallido de hacer una buena secuela de Tron. Falla en muchos aspectos, en mi opinión. Es bastante inferior a la original, aunque la respeta que ya es mucho. Me quedo con la BSO de Daft Punk.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Elisa

    Los tráilers, a mí, me gustaban, me llamaban la atención. En su día no pude verla en el cine, pero un colega que es un colgado de Disney me la recomendó y hace poco me la regalaron por mi cumpleaños y la vi. Me esperaba más, francamente, pero tampoco es una mala película, se deja ver.

    Dale una oportunidad. A veces creo que me he vuelto demasiado tiquismiquis a la hora de ver películas xD

    Un saludo, Elisa y muchísimas gracias por tu comentario =D

    ResponderEliminar
  5. Hola, David

    Por desgracia, esa parece ser la tónica habitual del cine actual. AL menos esta me pareció más entretenida que "Transformers", que me aburrió soberanamente.

    Muchas gracias por tu comentario, hasta pronto :)

    ResponderEliminar
  6. Hola, superñoño

    Creo que, por su respeto a la primera película, su música y algunos detalles, es una digna secuela, aunque no sobresaliente, como nos la podíamos esperar. Una pena.

    Muchas gracias por tu comentario, hasta la próxima visita =)

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.