martes, 19 de julio de 2011

Críticas de cómics: Uncle Sam de Steve Darnall y Alex Ross (1997)

El Tío Sam, el representante del espíritu de Estados Unidos, ha decaído. Mientras recorre su país y sus recuerdos, descubre la realidad sobre el sueño americano… ¿Sueño? ¿O se ha convertido en una pesadilla?
Críticas de cómics:
Título: “Uncle Sam”
Contenido: Nº1-2 (Autoconclusivo).
Autores: Steve Darnall (guión) y Alex Ross (dibujo).
Editorial: DC (Vertigo), en España Planeta DeAgostini.
Precio: 15,95 €
Género: Crítica social.
Año: En USA, 1997 (recopilatorio en 2009). En España, 2010.

“No os preguntéis lo que puede hacer vuestro país por vosotros. Preguntaos más bien lo que os ha hecho.”
TÍO SAM

¿Qué queda del espíritu de Tío Sam en
la sociedad estadounidense?
El origen del Tío Sam está en un juego de palabras con las siglas con las que se firmaban los toneles de carne durante la Guerra de 1812, luego pasaría a ser el símbolo de una nación.
En este tebeo, el Tío Sam, el espíritu del sueño americano, es ahora un vagabundo, tomado por un loco, que recuerda un pasado que no es tan glorioso y que muchas veces ha estado bañado de sangre. ¿Ha traicionado Estados Unidos las promesas de ser la Tierra de la Libertad? ¿Estados Unidos ha dejado de lado todo lo que quiso ser? Ahora, Tío Sam vive frustrado, sin saber qué le pasa. Es, a caso, ¿un símbolo que ha perdido su importancia, que ha quedado marchito? ¿Existe el sueño americano? ¿No se cumplió, sí o fue tergiversado por el poder? “Estoy cansado y asustado y no sé quién soy”, llega a decir el Tío Sam.

Steve Darnall, escritor de
"Uncle Sam"
El guionista Steve Darnall nos cuenta una historia adulta, reflexiva y cargada de significado, que favorece varias lecturas, y donde nos redescubre cómo los símbolos, ideas compartidas por el mundo, cambian y mueren, llegando a personalizarlas en el personaje de Tío Sam o en la dama Britannia. Por algunos de estos motivos, “Uncle Sam” estuvo nominada a los importantes Premios Eisner, los más importantes en el mundo del tebeo.
En su día, el escritor de “Watchmen” o “Promethea”, Alan Moore, ya quiso hacer algo parecido, aunque con un carácter más reducido. El autor de Northampton quería hacer un complejo crossover llamado “El crepúsculo de los superhéroes” (en este enlace tenéis más información), donde podríamos observar el futuro de muchos héroes y también personajes como el Tío Sam. En este crossover, que nunca llegó a realizarse, la figura de Sam aparecería de una manera similar a la que vemos aquí, como la representación de un sueño que nunca se cumplió, un personaje tragicómico. Curiosamente, el ilustrador de “Uncle Sam”, el conocido Alex Ross tomaría muchas influencias del boceto de Moore para hacer otra obra, “Kingdom Come”.
En este enlace, podéis ver un apartado donde Alan Moore habla sobre el Tío Sam. A destacar esta cita de Moore: "Como veo a mi Tío Sam, es un abandonado y desesperado sin ningún poder, y nadie está seguro de si es de verdad Tío Sam o algún borracho disfrazado de él". Muy similar a la manera de verlo que tiene Darnall y Ross en su novela gráfica.
Una muestra del dibujo realista de Alex Ross:
un Tío Sam olvidado y pisoteado.
Centrándonos en “Uncle Sam”, es una buena novela gráfica tanto para partidarios como detractores de la política y las costumbres de Estados Unidos, tanto si han leído o no un cómic antes. Por tanto, es un cómic recomendable para cualquier lector que quiera, no sólo pasar el rato, sino también pararse a pensar.
Sin embargo, su mayor “pero” es que no tenga un final más claro y directo que sirva para redondear la obra. Si bien, tiene diversas lecturas, no obstante ¿es el broche de oro adecuado para un tebeo que parece abordar tantas cosas, de una manera tan seria?
El dibujante Alex Ross, famoso por sus versiones realistas
de personajes superheroicos, entre otros.
En cuanto al dibujo, el estilo realista de Alex Ross (quien también colaboró en la trama), resulta, como siempre, un placer para los ojos. Quizás no tenga tanto poder narrativo como otro dibujo más simplista, pero cada ilustración de Ross parece arrancada de un precioso cuadro.
La edición de Planeta DeAgostini, sin erratas considerables y cuya mayor pega puede llegar a ser el precio, cuenta con un prólogo, el origen del personaje de Tío Sam y una serie de dibujos promocionales, portadas alternativas y bocetos, además de los consabidos agradecimientos.
En definitiva, como ya he señalado, muy recomendable. “Uncle Sam” es una novela gráfica sobre el poder de los símbolos y las ideas, una revisión que, actualmente, es más que necesaria.

“Es extraño y aterrador ver lo peor de ti mismo”
TÍO SAM

2 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo contigo. Muy pretencioso para lo que llega finalmente. De este comic me quedo con el siempre impresionante dibujo de Alex Ross.

    ResponderEliminar
  2. Hola, superñoño

    Sin ser un mal tebeo, lo que sí me viene a la mente es la palabra pretencioso: quiere ser una gran obra muy reflexiva, con algunos elementos que pretenden no ser entendidos salvo continuas lecturas, y con un final perfecto que marque época... Pero no consigue mucho de lo que se propone. Contiene elementos que intentan apuntar a ese fin: una obra maestra, pero se desinfla completamente con el final. Esperaba más de ella, la verdad.

    El dibujo de Ross me encanta. Sé que hay gente que no lo aguanta, pero no estoy entre ellos.

    Muchísimas gracias por el comentario.

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...