4 de junio de 2011

Crítica de X-Men: Primera Generación de Matthew Vaughn (2011)

Años ´60. Entre nosotros, ocultos, existen seres diferentes, personas con poderes. Erik Lehnsherr (Michael Fassbender) es un judío que pasó su niñez en un campo de concentración de la Alemania Nazi. Ahora, busca al científico nazi que experimento con él, Sebastian Shaw (Kevin Bacon). Mientras Erik busca darle caza, descubre que hay más personas con poderes: los mutantes, ¿el siguiente paso en la evolución del ser humano? Erik piensa que el homo superior es mejor que los homo sapiens y que estos deberían ser erradicados, pero el profesor Charles Xavier (James McAvoy) defiende la coexistencia pacífica e intentará educar a una nueva generación de jóvenes mutantes para que controlen sus poderes. Pero ¿y si hay una amenaza en la sombra dispuesta a hacer que estalle la Tercera Guerra Mundial?
Críticas de cine:
“X-Men: Primera Generación”
de Matthew Vaughn (2011)
Póster de X-Men: First Class. Fuente.
“Somos los hijos del átomo”
SEBASTIAN SHAW
A principios de la pasada década, el estreno en los cines de “X-Men” de Bryan Singer fue el bombazo que, en gran parte,  popularizó de nuevo el cine de superhéroes. Su secuela supondría para muchos fans la mejor película de héroes con poderes nunca vista por aquel entonces. La tercera parte y el spin-off “X-Men Orígenes: Lobezno” bajaron bastante el listón, decepcionando a algunos aficionados de los tebeos y del público en general. Ayer, se estrenó “X-Men: Primera Generación” que narra los comienzos del sueño de Charles Xavier por un mundo que supusiera la paz entre los mutantes y la humanidad además de su problemática amistad con Erik Lehnsherr. ¿Ha levantado la cabeza la franquicia o se ha seguido hundiendo? Por suerte para los espectadores, “X-Men: Primera Generación” estamos ante la mejor película de la saga.


El director Matthew Vaughn lo ha conseguido: dar un giro de timón y levantar la Franquicia. El realizador de “Layer Cake”, “Stardust” y “Kick-Ass” ha logrado emocionarnos de nuevo con estos personajes. Pese a que algunos desenfoques pueden ser mareantes o sintamos que la batalla coreografiada de Rondador Nocturno en “X-Men 2” era más sorprende que la de su padre Azazel en esta, la historia está narrada visualmente con fluidez consiguiendo momentos de tensión y casi ninguno de aburrimiento. Eso sí, atentos a esos planos tan cómic, tan de serie de los ´70 como son los del entrenamiento de mutantes, que, por cierto, es una de las mejores escenas.
Hay un dilema y es que puede que a todos los seguidores de los cómics no les guste. ¿Por qué? Porque se toma bastantes libertades con algunos personajes y no adapta ningún tebeo en general, además de que esta no es realmente la primera “Patrulla X” (o X-Men) de los cómics. Por suerte, no se olvida quiénes son la mayoría de los personajes: Magneto es esa mezcla de antihéroe y villano, inspirado vagamente en Malcom X, de esas historietas que tanto hemos disfrutados o Charles Xavier ese hombre condenado a convertirse en el mesías de una nueva raza, inspirado levemente en Martin Luther King.
Primera Generación, el nuevo inicio de nuestros mutantes favoritos. Fuente.
Así, si un fan ve la película sabiendo que está viendo una adaptación no se sentirá defraudado, puesto que ningún personaje es vejado (es decir, no ocurre lo que pasó con el personaje de Masacre el Mercenario Bocazas en “X-Men Orígenes: Lobezno). Es más, nos alegramos de varios detalles que nos hacen saber que tantos los guionistas (Ashley Miller, Zack Stentz, Jane Goldman- usual colaboradora del realizador), como el director (Matthew Vaughn, que también estuvo involucrado en el libreto) o el productor Bryan Singer (quien iba a dirigirla en un principio, como las dos primeras de la Franquicia) han rendido homenaje al cómic creado por Stan Lee y Jack Kirby, que desde el principio fue una metáfora de la situación de discriminación de algunas minorías en Estados Unidos.
Gracias todo ello al guion, una historia que se toma en serio al público (hay pocos momentos cómicos, aunque conseguidos, y ninguno bochornoso- véase al Spiderman “malote” por bailar por la calle en Spiderman 3 de Sam Raimi).Toma una época agitada, los años ´60, caracterizados por la guerra fría y los movimientos sociales y consigue gran parte de la credibilidad (hasta que acaba jugando con la propia Historia para crear una especie de “¿Y si…?”). La Historia cambia, se transforma en una distopía, pero para que disfrutemos de la cinta. Una solución que nos recuerda un poco a lo que ocurre en el tebeo Watchmen, que también tiene como telón  de fondo la Guerra Fría.
Con ese espectacular telón de fondo que es la guerra fría (con la Crisis de los Misiles Cubanos de 1962 como mayor exponente), la película ya gana un poco la partida a la hora de gustarnos, porque los años ´60 también fue la década en la que vio la luz el primer tebeo de los “X-Men”.
El guion nos transporta así a una película de aventuras (que nos recuerdan, ligeramente, a las películas de James Bond), pero no un disfrute descerebrado, sino que también nos hace pensar: ¿cambiaríamos lo que somos con tal de que nos aceptarán? ¿Lucharíamos contra aquellos que nos odian? ¿Quiénes somos en realidad?...
Contra pronóstico, la película no tiene tantos errores de continuidad como cabía esperar. Si bien, hay algunos huecos que deberán ser rellenados con secuelas. Por ejemplo, ¿cómo Magneto y Xavier seguían siendo camaradas al inicio de “X-Men 3: La decisión final”? O ¿quién es la Emma Frost adolescente de “X-Men Orígenes: Lobezno”, que transcurre en los ´80, cuando en los ´60 ya era una mujer adulta (¿una ilusión?)? ¿Alex Summers es, en las películas, el padre o el hermano de Cíclope?... Entre otros. Aún así, no acaba de ser un “reboot”, un relanzamiento de toda la Franquicia Mutante que cambie lo que hemos visto en las cintas anteriores.
Homenaje al Magneto clásico. Fuente.
“X-Men: Primera Generación” no es una película perfecta, tiene algunas incoherencias (muchas de ellas relacionadas con Emma Frost, curiosamente). Algunos de ellos son: la música aporta poco (salvando algún tema que recuerda al Agente 007 o algún toque que nos evoca a las dos películas de Singer- que a su vez tomaba como referencia el tema de la serie de dibujos de los ´90-), los efectos especiales (algunos se podrían haber mejorado un poco más, dado el presupuesto, aunque otros nos dejan con la boca abierta) y se podría haber sacado más partido a varios personajes (la última aparición de Darwin -Edi Gateghi, Laurent en “La Saga Crepúsculo” - ¿última, en serio?-, el agente de la CIA encarnado por Oliver Platt, Azazel o Riptide, que si bien, nos dan buenas escenas de acción, en el caso de uno de ellos, ni siquiera nos da una frase)… No obstante, es una buena película, entretenida, y que consigue levantar un poco más el género de superhéroes como esas joyas que son “El Caballero Oscuro” de Christopher Nolan o “Watchmen” de Zack Snyder.
Quizás, la película alcanza cotas tan altas en el género no sólo por el realismo, sino también porque Matthew Vaughn y Bryan Singer saben conseguir que la Fox tienda la mano y les permita jugar más libremente. Me refiero a que está no es una película para un público infantil (véase cómo Magneto tortura a los nazis huidos). Pese a ello, sigue habiendo sangre la justa (aunque más que en “X-Men Orígenes: Lobezno”, donde la falta de sangre era vergonzosa, no tanto como elemento gore, sino simplemente narrativo: se hería alguien y no sangraba). Puede que lo mejor sea que no hay del todo un final feliz, se nota que habrá malos tiempos en adelante y que puede que Xavier se arrepienta de su decisión.
Como era de esperar, la cinta tiene varios cameos tanto para los fans de los tebeos como aquellos que conocen a los mutantes sólo por las películas. ADVERTENCIA: Si quieres sorprenderte en el cine con ellos, no sigas leyendo este párrafo y vete al siguiente, si no, sigue leyendo para descubrir algunos de ellos. Tenemos a Stryker (el padre el villano que “creará” a Lobezno y que aparece en la segunda película, inspirado en el personaje de la novela gráfica “Dios ama, el hombre mata”), Ororo / Tormenta de niña (que aparece mientras Xavier busca a los mutantes), la referencia al tebeo “Los hijos del átomo”, la aparición del canadiense Lobezno (interpretado de nuevo por Hugh Jackman, que, con unos segundos, me parece más Lobezno que en su spin-off: ese puro, esa chulería, esa forma de mirar de tipo duro…), Rebbeca Romijn Stamos interpreta de nuevo a Mística en un pequeño momento, los uniformes nos recuerdan a los tebeos originales (por ejemplo, el de Banshee), Xavier dice (borracho) uno de sus monólogos de los prólogos de las anteriores películas, el origen de Cerebro (la máquina busca mutantes) o el avión BlackbirdQuizás, estos cameos o guiños llegan a su punto más alto cuando vemos a Magneto vistiendo con unas ropas y un casco muy parecido al de los tebeos. Eso sí: se echa en falta el cameo del creador de cómics e imagen de Marvel Comics Stan Lee (no pudo rodarlo porque la película se hizo lejos de donde está el gran “The Man”).

La primera clase de Xavier. Fuente.
No podemos olvidarnos del reparto. En él, hay dos grandes actores que interpretan a dos geniales personajes. Si bien cualquier aficionado podía temer que nuevos intérpretes estropeasen el excelente trabajo que Patrick Stewart e Ian McKellen con los papeles Xavier y Magneto respectivamente en la trilogía, aquí sabemos que eran temores sin fundamento. James McCavoy es un convincente Xavier antes de un accidente que le cambiará la vida y Michael Fissbander ha demostrado ser un actor al que hay que seguir bastante de cerca: su Magneto es magnífico, a la altura del de Ian McKellen. Además, el viaje de Magneto hacia las sombras (si es que realmente alguna vez no estuvo en ellas) considero que está bastante bien desarrollado (no es un cambio de una escena a otra, es alguien atormentado, muy, muy atormentado).
Los secundarios tampoco lo hacen nada mal. Tenemos a un Jennifer Lawrence (nominada al Oscar por “Winter´s bone”), una joven actriz, que interpreta a una Mística sensual, que teme lo que es  y terminará admitiendo su verdadera condición. En paralelo, está Nicholas Hoult como Hank McCoy al que se une más con Mística (y da nuevo significado a algunas escenas de la tercera parte donde Bestia y él son relacionados). Entre estos X-Men, también tenemos a uno de esos actores “roba escenas” que por su componente cómico, pero su esfuerzo, nos recuerda al personaje de los tebeos: Sean Cassidy / Banshee con un estupendo Caleb Landry Jones. Otros que no lo hacen mal son Lucas Till como Alex Summer, hermano mayor (¿o aquí padre?) de Cíclope y Zoë Kravitz (hija del cantante Lenny Kravitz) como la sombría Angel Salvadore.
En el bando de los malos, Kevin Bacon hace otro de sus geniales papeles como maquiavélico líder en la sombra. Sobre su plan, nos preguntamos ¿cómo protegería a los mutantes de la destrucción no directa que causasen las armas atómicas, en bunkers? O ¿no podía conseguir esa Guerra Mundial de una manera más simple que creando la Crisis de los Misiles, necesitaba manipular realmente la opinión pública de los humanos? ¿No podría haberse transportado Azazel y darle directamente al botón que lance una bomba atómica? ¿No? Cada uno puede responder a estas cuestiones como quiera, yo me quedo con lo visto en la película, que lo he disfrutado bastante.
Quizás sus secundarios Azazel (Jason Flemyng, colaborador habitual del director) y Riptide (Álex González) se habrían podido aprovechar más (no tanto por el uso de sus poderes, sino más bien por su personalidad). En cuanto a January Jones de la serie “Mad Men” como Emma Frost, refleja más el lado frío  de su personaje de los tebeos y no lo hace nada mal. No obstante, con Emma tenemos algunas incoherencias: ¿no escuchó los pensamientos de Moira cuando estaba escondida en el Club Fuego Infernal? ¿Por qué esperó en la prisión cuando podría haber escapado? Al convertirse en diamante, ¿no puede hacer frente al metal?...
Lo bueno de estos malos (qué irónico suena) es que recuperan a las almas atormentadas, el científico loco, el nazi y el soviético como grandes enemigos. ¿Hay peores villanos en el cine que estos? Pocos.
Sobre otros apartados, las localizaciones son buenas, las imágenes de archivo quedan bastante bien, aunque la música (pese a estar en los créditos ese “Love, love” de Take That) y los efectos especiales podrían haber sido mejores, aunque lo que importa sea, en realidad, la historia.
En definitiva, una buena película, gran cinta sobre superhéroes, que disfrutarán los espectadores y todos aquellos fans que consigan ir al cine con la mente un poco abierta.
Es hora de decidir tu camino: ¿protegerás o destruirás a aquellos que te odian?

“Ahora me llamo Magneto”
ERIK LEHNSERR / MAGNETO

9 comentarios:

  1. ¿entonces la fox no tenía comprados al críticos? yo le veré esta tarde y me pasare a dejar mi opinión, si no te importa...

    ResponderEliminar
  2. Hola, superñoño.

    Nunca lo sabré con certeza al 100% si alguno que otro estaba pagado o no, jaja Eso sí, hay mucho crítico que la coloca como obra maestra y de eso no estoy tan seguro.

    Personalmente, y no he sido comprado por la Fox, la película me ha gustado.

    Espero que te gusta, ya me contarás.

    Por supuesto que no me importa que des por aquí tu opinión. Se agradece totalmente los comentarios y las opiniones, generar debate y hablar de pelis es algo que me gusta.

    Un saludo y pásalo bien en el cine, un saludo =)

    ResponderEliminar
  3. La mejor de la saga. Me gusta el triple juego de ideales entre Magneto, Xavier y Shaw. Los secundarios muy bien llevados, especialmente la Bestia, Mistica y Emma Frost. Juntar los X-men con el interesantísimo panorama de la guerra fría es un acierto.
    A pesar de eso tambien veo algunos fallos: por ejemplo del club fuego infernal solo está formado por Emma Frost y Sebastian Shaw... (gran interpretación de Bacon) Deberían haber intentado meter a Alexander Pierce (que es igual o más representativo del club fuego infernal). Encajaría más que Riptire o Azazel.
    La continuidad de la saga es un poco caotica asi que mejor dejarla.
    Una peli de supers Marvel no es lo mismo sin mr. Lee.
    A pesar de eso me ha gustado y he disfrutado. No me importaría otra triología hecha por Vaughn y Synger.
    P.D: La mejor aparición de Lobezno desde que estaba luchando el la jaula.

    ResponderEliminar
  4. Se me ha ido quise decir Donald Pierce. Lamento el fallo.

    ResponderEliminar
  5. Me gustó bastante tu crítica, al principio me dió muy mala espina por que no siguieron la historia original, lo cual no me convenció nada e incluso mi disgusto fue tan grande que casi me llevó a evitarla, hasta que leí las críticas que, me convencieron un poco aunque no creía que fuera tan espectacular como dicen, pero decidí darle una oportunidad.

    Ayer la fui a ver y quedé bastante sorprendido, es una de esas películas que las aborreces antes de verlas y al final, digamos que te hacen callar la boca. Las escenas de acción, las actuaciones y sobretodo los momentos dramáticos en verdad están muy bien logrados, como Loki lo hizo en Thor, aquí Magneto sin duda alguna se llevó la película y Fassbender demuestra que si da el ancho para interpretar a Magneto.

    Sobre los efectos si pudieron haberlos pulido un poco mas, pero vamos, son mucho mejores que los de X-Men Origins: Wolverine, en cuanto a la música a mi no me pareció mala. Los cameos fueron la parte que más me gustó, una verdadera lástima que el buen Stan Lee no pudiera hacer su acto épico de prescencia en esta entrega.

    Algo que si me sigue disgustando un poco son las incoherencias como lo de la edad de Emma Frost y que pusieran a Havok en vez de Cyclops, ya que Cyclops es uno de mis personajes favoritos y siento que el merecía salir,la otra es que en los cómics, Alex es el hermano menor de Scott, y aquí lo pusieran ya muy mayor, resultando ser Havok el mayor o incluso hasta el padre de Scott.

    Como fan de los X-Men me llevé grata sorpresa, ya que a pesar de que no siguieron la historia original, el producto de Vaughn y Singer estuvo muy bien logrado y entretenido, aunque espero que pronto regresen los derechos de X-Men a Marvel para que hagan una adaptación fiel, y en el transcurso de ese tiempo, nos sigan entregando más películas como ésta por parte de Vaughn y Singer, ya veremos que tal la secuela.

    Para finalizar, una película que tal vez no se gane ningun premio, pero que a fin de cuentas vale la pena ver ya seas fan o quieras entretenerte, eso sí, es mucho mejor que X-men 3, infinitamente mejor que X-men Orgins: Wolverine, y está a la par de X-men 2.

    Una disculpa por mi comentario tan largo, es solo que tenia muchas ganas de discutir sobre este tema y de antemano, espero que te haya gustado, un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Hola, superñoño.

    Comparto varias de tus afirmaciones en la crítica (por no decir toda, al 100%).

    Me parece la mejor película de la saga mutante de la Fox, tampoco es demasiado difícil, pero han cumplido. Magneto está genial, Xavier acaba convirtiéndose en el que hemos visto en las siguientes películas (con ese acto de manipulación tan propio de su yo de los cómics) y Sebastian Shaw es un villano incluso más perverso que en los tebeos. Los secundarios también me han gustado, incluso ese “robaescenas” que es el joven Sean Cassidy.

    Sobre verdaderos representantes del Club Fuego Infernal (o Hellfire como dicen en la película), pues estoy de acuerdo contigo. ¿Quizás una
    secuela? Habremos de esperar.

    A mí tampoco me importaría un X-Men 4 o un X-Men First Class con este tándem, eso sí con Stan Lee sí o sí.

    Muchísimas gracias por tu comentario y por compartir tu opinión por aquí, se agradece un montón.

    PD: Desde luego, como dije en la crítica, era más Lobezno en ese cameo que en toda la película spin off que tuvo en su día jaja

    ResponderEliminar
  7. Hola, Vladhex

    Me ocurrió como a ti. Me gustaba Vaughn como director, pero las primeras noticias que siguieron a esa… No me convencieron demasiado y pensé que sería un títere a manos de la Fox, pese a estar por ahí Bryan Singer. Sin embargo y para mí sorpresa, las críticas fueron las que me hicieron que acabase yendo a verla y darle una oportunidad (eso sí, si no me gustaba, la Fox iba a despedirse de mi dinero por un buen tiempo).

    En cuanto a la película, salí encantado algo que no esperaba que me pasase… Pero vaya, al final lo consiguieron. Estoy de acuerdo en que, como Loki en Thor, Magneto lleva la película y muy bien (un antihéroe cruel, pero también con un lado humano… O mejor dicho, homo superior).

    Sobre los otros apartados, hubo un par de efectos que sé que se podrían haber púlido (sobre todo las palmeras que son aplastadas cuando el submarino cae sobre ellas… Quien lea esto sin haberla visto pensará que estamos locos xD). A la música le eché en falta un aire más épico y que recuperase el tema de los X-Men durante más tiempo. Sobre los cameos, geniales y sí, nos faltó Stan. A ver si en la próxima hay suerte y lo vemos por la gran pantalla (su aparición habría hecho que esta peli fuese una obra maestra jeje).

    Con respecto a las incoherencias, es lo que tiene haber hecho una cosa como X-Men Orígenes: Lobezno… Ni gustó a los fans ni a la mayoría de espectadores y quemó a personajes importantes.

    Creo que Alex es aquí el padre de Cíclope y Emma Frost es lo que no me explico (¿la joven era una ilusión? ¿Es la madre de la otra Emma?)… Ni idea. Ya veremos si se explica. Yo últimamente me tomo las licencias como si fuese el Universo Ultimate y mientas no hagan nada tipo lo que hicieron con Deadpool / Masacre no me mosqueo demasiado xD.

    Es una buena película. Por encima de cosas como X-Men 3 o Lobezno, creo que mejor que X-Men 1 y X-Men 2 (que con los años ha perdido un poco). Habremos de esperar a ver cómo aguanta en nuestro recuerdo esta cinta.

    No te preocupes. Agradezco muchísimo vuestros comentarios porque permiten que hayan más opiniones, hablar de nuestras aficiones y debatir un poco, que nunca está nada mal.

    Muchísimas gracias por el comentario =)

    Hasta pronto :)

    ResponderEliminar
  8. Con lo de Emma Frost, se me ocurre que tienen la oportunidad de explicar lo de Lobezno Orígenes con las Stepford Cuckoos.
    Agarrado un poco por los pelos, pero podría funcionar...

    ResponderEliminar
  9. Hola, HoneyBunny

    Podrían o, directamente, creo que pasan de tener en cuenta X-Men 3 y X-Men Orígenes Lobezno, que visto como eran estas, tampoco me importa demasiado.

    Si la ves, deja tu opinión por aquí que creo que puede ser muy, muy interesante.

    Un saludo y muchísimas gracias por el comentario.

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.