sábado, 26 de febrero de 2011

Críticas de cine: Cisne Negro de Darren Aranofsky (2010)

"Del arte a la locura sólo hay un paso.
Y Nina está demasiado cerca de cruzar esa línea.
Esta es la metamorfosis del Cisne Blanco al Cisne Negro.
¿A qué precio?"

Críticas de cine:
“Cisne Negro”
de Darren Aranofsky (2010)

Fuente.
“Quería ser perfecta”
Nina, siendo Cisne Blanco.
El arte puede llegar a convertirse en una obsesión. Lo saben todos aquellos que escriben, pintan, bailan, hacen música… Cisne Negro es la película que aborda el tema cuando esa pasión se convierte en una locura irremediable. Es lo que dice una de las frases de la cinta: "La única persona que se interpone en tu camino eres tú misma".
La historia es la siguiente: Nina, una joven bailarina desea interpretar al Cisne Blanco y al rival de este, el Cisne Negro, en una representación de El Lago de los Cisnes de Tchaikovski. El Cisne Blanco la representa perfectamente: lo bueno y lo inocente. El Cisne Negro es todo lo contrario. Nina debe aceptar el lado más oscuro de sí misma para convertirse en su propia enemiga, algo que quizás ha sido siempre.
La verdad es que por el argumento parece que se aleja bastante de las películas que suelo tratar en el blog, pero eso es a simple vista. Nina es uno de los monstruos que debe estar en este antro sí o sí. Sobre todo, porque el reparto está a la altura. 
El  Oscar a Mejor Actriz parece casi asegurado para la protagonista Natalie Portman, una intérprete que es de mis favoritas desde la nueva trilogía de Star Wars o V de Vendetta. La acompañan Vincent Cassel como un director de ballet repulsivo y Mila Kunis como la extraña y seductora Lily. La actriz Barbara Hershey encarna a una terrorífica madre sobreprotectora que dejó una carrera para tener una hija y fijó todas sus obsesiones en ella. Además, está Winona Ryder, una intérprete que intenta reivindicarse con el papel de una bailarina que ha acabado siendo un “juguete roto”.
Natalie Portman como el Cisne Negro. Fuente.
No obstante, en cuanto al guión, pese a que a mí me ha gustado, sé que no es una película para todo el mundo. El ejemplo perfecto es que, ayer, después de verla, cuando regresaba a casa en la guagua (o autobús) una chica que la había visto se quejaba de ella con un amigo, diciendo que no le había gustado nada. Tal vez, esta sea una de las películas donde tu punto de vista, tus gustos, sea más importante ya que trata temas y conceptos que no todo el mundo comparte o ha sentido. Para algunos será una película absurda, para otros un filme que aborda desde la irrealidad una historia sobre volverse loco… Ya se sabe, cuestión de gustos.
Por ejemplo, el tema de la sexualidad, de la manera en que se trata (o simplemente que se trate), puede que para muchísimas personas sea tabú o un juego mezquino o ridículo. Considero, por mi parte, que no. La caída del personaje de Nina está representado en parte por todo ello, por dejar atrás la inocencia que la ha obligado, por su madre, a vivir como si fuese una niña.
En cuanto a otros aspectos, el maquillaje y los efectos especiales, aunque parezca escasos están, y sirven para plasmar ese viaje hacia las tinieblas que emprende la protagonista hasta llegar al culmen en su desenlace.
Sobre la música, además de contar con la música de Tchaikovski, Aranofsky recurre a Clint Mansel, compositor de otra película del realizado Requiem por un sueño, y compone una fuerte y clásica banda sonora sobre la caída de una chica.
Fuente.
Con respecto, a la fotografía, tener muy en cuenta los juegos que se hacen con el blanco y negro durante la película.
Hay cosas que no me han terminado de gustar como es seguir al personaje de Nina con la cámara al hombro (algo que, aunque entiendo, nunca termina de gustarme ver una cámara al hombro) o que, si lo piensas, si la vacías de contenido, es una historia bastante simple (aunque la forma parezca importar más que el contenido). Un detalle que no me acaba de gustar es cuando con la última frase de la película, el director intenta decirte qué debes opinar. En Malditos bastardos de Tarantino teníamos el “Creo que está has sido mi obra maestra” y ahora en Cisne Negro tenemos el “Ha sido perfecto”. Hurm… ¿Me intentáis convencer de algo?
Por último, es curioso como este cuento se convierte rápidamente en una historia sobre la angustia, la paranoia e incluso el terror. Un relato que podía parece una traslación de la historia de Tchaikovski a nuestros días o una historia patética sobre el ballet es algo más gracias al talento reunido en una cinta. Quizás, me quedo sobre todo con el detalle de la caja música, con la figura de porcelana de la bailarina rota, girando en vano, tras que sea destrozada. Simboliza bastante bien la película y es quizás donde su realizador, Darren Aranofsky se luce junto a los juegos de espejos.
Ah, y te enseña una importante moraleja: ¿no obsesionarte con el arte? No. Te enseña a que ni se te ocurra apuntar a tu hija o hijo al ballet. Nuff said.

¿Un thriller? ¿Un drama? ¿Una historia de terror? ¿Un cuento macabro? ¿Cisne negro? ¿Cisne Blanco? Cisne Negro ronda bastantes géneros, que cada uno decida.

“Ha sido perfecto”.
Nina siendo el Cisne Negro.

6 comentarios:

  1. Ya la he visto =)
    Me ha gustado pero tampoco es que me pareciera un peliculón. Sin embargo sí la recomendaría.
    Me ha gustado mucho este post. Escribes muy pero que muy bien. ¡Sigue así!
    CARMEN

    Pd: Lo mejor cuando se empieza a separar los dedos de los pies =)

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, Croque Madam!

    Me alegro de que ya la hayas visto y muchísimas gracias desde luego por este comentario. Perdona por tardar en responder, pero he estado ajetreado con las clases.

    Considero que es una buena película, ¿una obra maestra? No me atrevo a tanto, pero sí, desde luego, yo también la recomendaría.

    Muchas gracias, espero aprender a escribir mejor.

    ¡Hasta pronto! =)

    Pd: Muy Aranofsky.

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado la crítica.

    Aunque debo decir que la frase final: "Ha sido perfecto", quedó genial. Me gustó mucho ese punto y final de la película. Tuve la sensación de que Nina justificó toda su locura, porque, finalmente, interpretó un papel perfecto, ni siquiera le importaba morir. Bueno, esa es mi opinión.

    Aunque sí que estoy de acuerdo en que esta película depende mucho de los gustos de cada uno. Yo misma aún no tengo claro si me gusta o no, sólo puedo decir que me impactó.

    Deberías dedicarte a esto de las críticas de cine. ¡Sigue así!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola, Estefanía!

    Sí, pese a que en la crítica comenté eso de los dobles sentidos de los mensajes finales que hacen algunos directores, creo que en Cisne Negro no estaba alejado de tener sentido y que sirve como final, como gran momento del desenlace.

    Bueno, piénsalo y si de pronto te acuerdas de ella o te gusta la música o la interpretación de Portman o lo que sea... Será que además de impactarte, te ha gustado.

    Muchas gracias por tu comentario y por lo que dices de dedicarme a las críticas (ojalá, no hay nada mejor que ir al cine de gorra y que además te paguen por dar tu opinión xD). Perdona por tardar en responder a tu comentario, pero es que ayer me despiste.

    Hasta pronto =)

    ResponderEliminar
  5. El "mundo" del Cisne Negro se me hizo raro, frío. La película me gustó, pero se me quedo seco, no pobre... no sabría definirlo.

    DCF

    ResponderEliminar
  6. Hola, DCF

    Es una película bastante especial, más bien de sensaciones. Lo importante es cómo Aranofsky cuenta esta historia de una manera tan particular hasta meterte en ella.

    Muchas gracias por tu comentario y tu opinión sobre la película =D

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...