9 de octubre de 2010

Críticas de cómics: Spiderman de JMS y John Romita Jr.

Septiembre... Ese mes donde salen tantos recopilatorios tan extraños como uñas de los pies de famosos o construye tu propia bomba nuclear a tamaño dedal. Afortunadamente, este año, los aficionados al cómic tenemos un recopilatorio cronológico de las mejores historias de Batman (personaje de DC Comics) y otro de diferentes buques insignias de Marvel en algunas de sus mejores etapas. No voy a deciros tanto lo bueno o lo malo de uno u otro coleccionable, pero eso sí, si os sobran un par de pavos no dudéis en haceros con ellos tanto si sois fans a los que os falta alguno o gente a la que el cómic le llama la atención, pero no se atreve.
¿Con quién mejor para empezar que con nuestro vecino y amigo “Spiderman”?

Críticas de cómics:
SPIDERMAN: Vuelta a casa, 
de J.Michael Straczynski (guión) y John Romita Jr. (dibujo)


“Me llamo Ezekiel, y quiero hacerte una pregunta”

En 1962, el símbolo de Marvel, el guionista Stan Lee (sí, el que hace tantos cameos en las pelis de Marvel) y el genial dibujo de Steve Ditko nos regalaron a todos el número 1 de Spiderman. ¡Eso fue la leche! Como cuando pillas cacho con esa chica que te gusta o te ríes con un colega al que hacía tiempo que no veías. 

Ditko y Stan el Hombre llevaron el mundo de los superhéroes a nuestro mundo y el protagonista era un chaval inadaptado que de la noche a la mañana se convertía en un tipo con un gran poder, con una gran responsabilidad, y cualquier lector se podía sentir identificado con aquel adolescente. Había nacido una estrella que marcaría muchísimas generaciones. ¿Quién no conoce al Trepamuros? ¿Quién no se ha reído con sus chistes malos? ¿Quién no se ha preguntado por qué Parker tiene tanta suerte con las chicas guapas? ¿Soy el único que ha hecho alguna referencia al sentido arácnido en clase? En definitiva, Spiderman me cae bien.
Tras grandes historias con distintos equipos mejores o peores, Spiderman decayó durante los ´90 salvo contadas excepciones. Era una leyenda, pero la polémica Saga del Clon (y ahora lo es el One More Day, pero de eso quizás hablemos otro día) hizo que ese "mito" se fueran desinflando..., tuvo que llegar el guionista de televisión (y también de cómics) Joe Michael Straczynski (o JMS para no complicarnos con el apellido) y el legendario John Romita Jr. (hijo de uno de los excelentes dibujantes de Spiderman) para cambiar esto.
A lo largo de ocho números, ambos artistas traerían de nuevo a sus orígenes al personaje, pero con una nueva historia con un nuevo personaje (el enigmático Ezekiel) y un nuevo villano (el “vampiro mata totens” Morlum). Está claro, el título es excelente para ello “La vuelta a casa”.
Sus virtudes están claras: te enamoras de nuevo del cómic y recuerdas por qué Spiderman es tan grande, mientras el personaje acepta lo que realmente es, además de que John Romita Jr. cumple con creces en cuanto al apartado gráfico aunque puede chocar un poco para alguien que no esté muy acostumbrado.
Sus defectos son la cierta falta de ritmo en algunos momentos, lo chocante que puede ser el estilo de Romita Jr. para algunos, va desinflándose debido a que muchas de las cosas que tenía planeadas JMS no pudieron hacerse, la historia del ayudante de Morlum (Dex) no terminamos de comprenderla y la falta de algo más de gancho.

Si os gustan los cómics, os gustará.
Si os gustan los cómics, pero los dejasteis por A o por B, está historia os enganchará de nuevo.
Si siempre habéis esperando engancharos al mundo del cómic, aquí tenéis una buena historia.
Si no os gusta el cómic, ¿por qué no le dais una oportunidad?

Nota: Un 7,5; ¿por qué no balancearte de nuevo por los edificios de Nueva York?

2 comentarios:

  1. en general estoy de acuerdo contigo, anque creo a mi me gusto mas. XD
    yo destacaria la BESTIAL pelea con morlun, totalmente epica.

    ResponderEliminar
  2. Sí, para mí sin duda la pelea con Morlum es uno de los grandes momentos, no sólo porque se den de hostias (que se dan), sino porque se demuestra que "Spiderman es humano" en el sentido de que hay alguien que le puede patear el culo. Eso y el sentimiento de que no tiene nadie con el que contar en una situación así, ni siquiera Ezekiel en ese momento.

    Gracias por el comentario =)

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.