jueves, 7 de octubre de 2010

Críticas de cine: Saw III, de Darren Lynn Bousman (2006)

El Juego iba a quedar marcado para siempre.
Jigsaw, moribundo, afrontaba su propio Juego para mantenerse con vida, pero su legado continuaría de cualquier manera.
Saw 3 trata sobre el fin de una etapa del Juego que giraría en torno a la sangre y el legado.

Críticas de cine:

"¿Sufrimiento? No has visto nada..."

Dos años después de Saw y un año después de Saw II, se estrenó Saw III en 2006 disponiéndose a cerrar varias tramas de la saga.
John Kramer (Jigsaw, interpretado por Tobin Bell) está a punto de morir por el cáncer. Su aprendiza sigue con el Juego, pero tiene una moral muy diferente a la de su mentor. Mientras, una médico (Lynn, en el papel de Bahar Soomekh) queda presa en el Juego, seguirá viva si consigue salvar al moribundo John Kramer, mientras un hombre (Jeff, interpretado por Angus Macfadyen) debe aceptar si mueren o viven las personas que dejaron impunes a la persona que atropelló a su hijo pequeño. Un camino entre la redención, la salvación y la muerte en un retorcido Juego.
El principal error de Saw III es que se comienza a notar cómo la idea de la saga empezaba a desgastarse. Si las dos primeras eran películas bastante buenas con algún que otro error, la tercera sin ser una mala película posee más errores y pierde la capacidad de sorprender… Si algo han  demostrado los creadores de la saga es su capacidad para sorprender al espectador y con el final de la tercera no iba a ser diferente. Se nota que comprendieron que si seguían repitiendo la fórmula de las dos anteriores en las siguientes películas que vendrían, no habría nada diferente. Fueron los suficientemente inteligentes como para conseguir un asombroso final que daba ganas de seguir con la saga, aunque hubiese perdido fuerza.
Otro error que se le achaca son los numerosos flashback para comprender la propia película y las dos anteriores, sin embargo, rompo una lanza a favor. Si algo me gusta de Saw es cómo enganchan las piezas lentamente, con su debido tiempo.

Un fallo que si me parece considerable es que el ritmo durante la primera parte de esta tercera película es quizás muy lento, muy pausado, para después acelerarse. Aunque esto no lo considero un defecto del todo, tal vez se “pausa” el ritmo demasiado.
Sobre la dirección, pese a que Darren Lynn Bousman cumple y bien con la dirección, en esta pierde la fuerza de la segunda parte y podemos empezar a ver cierto desgaste en el estilo con los “momentos rápidos” muy forzados en algunos momentos, lo que no termina de convencer. Curioso que después de dirigir esta película, Bousman no quisiera saber nada de una cuarta y terminase accediendo a dirigirla, la cual sería la última película de él en la saga.
En cuanto al reparto, Saw vuelve a ser  Tobin Bell (Jigsaw/John Kramer), el psicópata sobre el que va realmente esta saga. Quizás el logro de Saw es ése, que los espectadores terminemos considerando a Jigsaw, un tipo envenenado por la venganza, una persona cuyos actos están más justificados, que simpaticemos con él. El resto cumple, mejor o peor, en un reparto de caras desconocidas, que permiten que te creas que son víctimas. Si vieras a un actor tipo George Clooney, realmente ¿te lo creerías? ¿Sentirías realmente que la ficción de la película intenta ser real? Quizás la que consiga algo más de repercusión es la actriz Shawnee Smith, que se pasa toda la saga interpretando a Amanda, un personaje con graves problemas mentales, completamente ida en la mayoría de las escenas.

Sobre el aspecto visual, la película repite los mismos tonos, aunque aquí se centran más en el negro; mientras que los efectos especiales cumplen para la auténtica carnicería de trampas que nos esperan en la más violenta de las tres primeras películas, todo ello bajo la música nuevamente de Charlie Clouser, que vuelve a darle (otra vez) un nuevo sentido al ya archiconocido Hello, Zepp. Si piensas en Saw piensas en esta canción.
Como conclusión, una película buena, incluso entretenida, que pierde muchas de las virtudes de sus predecesoras y que para muchos se convirtió en la última película de la saga, aunque faltasen cuatro más.

"La sangre es el precio de la libertad..."


Nota: Un 7,5; porque el sorprendente (y sangriento) final de la película y algunos detalles de toda la trama, hacen que la película valga la pena.


Tráiler de Saw III

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...